2013-03-04 16:03 Real Madrid Por: Administrador

Así se ha vuelto a ganar Mourinho el cariño del madridismo



Muchos se sorprenderían de que, después de meses de incertidumbre y ciertas diferencias, la hinchada blanca ovacionara a José Mourinho más que nunca en casi tres temporadas. El reconocimiento a su labor el pasado fin de semana fue significativa y trascendental, puesto que devuelve al técnico la confianza y el cariño en masa de un madridismo que ha tenido que rendirse a la evidencia.

Porque a Mourinho, tal y como nos cuenta ‘El Confidencial’, se le ha criticado y defenestrado hasta el extremo; Algunas veces, era perfectamente comprensible la desidia y los pitos parciales del Bernabéu, acostumbrado al dominio de la temporada pasada. No hay problema en reconocer que el luso estaba siendo mínimamente cuestionado por una parte de la grada. Pero, paso a paso, en silencio y con mucho esfuerzo e incluso renunciando a algunos de sus principios (como su retirada de la esfera mediática y el rebajamiento de la tensión), el de Setúbal ha sabido volver a ganarse la confianza de todos.



Especialmente la de un coliseo merengue que el sábado le dedicó un cántico como antaño, como en sus primeros meses. Él sabe bien por qué ese agradecimiento. No es otra cosa que la sensación general en la parroquia blanca de haberse quitado un peso de encima. De haber finiquitado la hegemonía del Barcelona de los últimos años y hasta haber dado la vuelta a esa sensación que invadía al equipo y al madridismo entero cuando tocaba enfrentarse a los azulgranas. Esa tediosa sensación de inseguridad. Ahora son ellos los que tienen en el Real Madrid su némesis particular. Mou ha conseguido meterse en sus cabezas.

No obstante, el portugués sabe que nada de esto valdrá si no se gana en Manchester. El partido verdaderamente importante es el del United, y la temporada será un pequeño fracaso si no se pasa de ronda en la Champions. Ese es su mayor reto ahora. Y sigue en silencio. Esperando. Aún puede terminar el año siendo de nuevo el más querido del Bernabéu.


Deja tu Comentario