2017-04-13 11:04 El Soplo Por: Administrador

Así será el Barça del futuro que ya se cocina en los despachos



Fede Peris En la cúpula del FC Barcelona existe el convencimiento de que se ha acabado un ciclo y que conviene empezar uno nuevo con muchas caras nuevas alrededor de los tres cracks intocables de la delantera: Leo Messi, Neymar y Luis Suárez. El club imprimirá un golpe de timón a su política reciente poco acertada de fichajes y apostará por cracks consagrados que estén a la altura del tridente atacante. Entramos en un periodo de urgencias y se han acabado las apuestas de futuro. Lo que ahora se busca son cracks consagrados.

Toque de atención a Robert Fernández

La junta directiva a través del presidente Bartomeu le ha dado un toque de atención a Robert Fernández por la planificación de los fichajes del pasado verano. El director deportivo apostó por el futuro con incorporaciones menores de 23 años y dejó a la intemperie el presente. Y ahora se empiezan a recoger los frutos de una política equivocada de incorporaciones. Se va a iniciar una "Operación Limpieza" que puede resultar salvaje para dejar paso a caras nuevas que generen ilusión.

Unzué pierde crédito y suena Óscar Junyent

El proyecto deportivo no quedará en manos de Juan Carlos Unzué, como ya se había decidido. Se intentó repetir la experiencia de Tito Vilanova con Pep Guardiola. Pero entonces interesaba potenciar el continuismo. Más de lo mismo con un equipo ganador. En este caso, el interés de la directiva pasa por crear un nuevo equipo, acabar con los vicios de la presente temporada y limpiar el fondo de armario de jugadores que no dan la talla cuando se les exige rendimiento desde la titularidad. Suena con fuerza el nombre de Óscar Junyent para hacerse con el mando de la plantilla. La llegada de Óscar, cruyffista reconocido, serviría para acallar las voces críticas que han empezado a surgir en el entorno por entender que el equipo ha perdido su identidad cruyffista.

La vuelta de Deulofeu ya está decidida

El único "joven" que se incorporará a la plantilla es Gerard Deulofeu, un jugador formado en casa por el que el FC Barcelona pagará 12 millones al Everton para recuperarlo. El resto de incorporaciones serán de postín. No se le perdona a Robert Fernández que planificara la temporada sin cubrir la ausencia de Dani Alves, lo que ha condenado al FC Barcelona a afrontar toda la temporada sin un lateral derecho nato (ni siquiera es la posición natural de Aleix Vidal). Y para solucionar ese error, en el club quieren al mejor. Y el mejor en este momento es Héctor Bellerín, el mejor lateral derecho de la Premier League en las filas del Arsenal. Bellerín, que también se formó en las categorías inferiores del Barça costará alrededor de 50 millones.

Verratti o Coutinho, un fichaje ilusionante

El otro fichaje estrella imprescindible será el del encargado de asumir la batuta en el centro del campo. Otra función que ha quedado desierta tras la marcha de Xavi. El evidente descenso en el rendimiento de Iniesta obliga al club a afrontar soluciones de emergencia, a cualquier precio, y busca al nuevo Iniesta en Marco Verratti, del PSG, y Coutinho, del Liverpool. Uno de los dos vestirá de azulgrana la próxima temporada. Probablemente el que resulte más económico. Aunque en los dos casos su precio no bajará de los 80 millones.

Operación limpieza

Con estas tres incorporaciones el club destinará casi 150 millones al capítulo de fichajes el próximo verano. También subirán al primer equipo Aleñà y  Marlon Santos, el central brasileño de 21 años que juega en el filial y ya ha debutado esta temporada en el primer equipo. Estas serán las cinco caras nuevas para el Barça 2017-18 que exigirán la marcha de varios jugadores de la actual plantilla. Alcácer, André Gomes, Denis Suárez, Arda Turan, Mascherano, Mathieu y Rafinha tienen todos los números para abandonar el club. En el golpe de timón realizado por el club se pretende que los que lleguen se ganen el rango de titulares de manera inmediata. En el club existe el convencimiento de que se ha perdido un año y hay que dejar los experimentos a un lado para apostar por jugadores de calidad contrastada que generen ilusión entre los aficionados: Bellerín. Verrati o Coutinho y Deulofeu responden a ese perfil. Se trata de conseguir que el equipo esté a la altura de sus tres delanteros.      

Deja tu Comentario