2016-05-28 22:05 Real Madrid Por: Administrador

El Atlético descubre en Milán la diferencia entre enfrentarse al Real Madrid y al Barcelona



Fede Peris El Atlético de Madrid se ha enfrentado esta noche al Real Madrid en la final de la Champions League de Milán entre otras razones porque un árbitro decidió mirar para otro lado cuando en su enfrentamiento de la vuelta de los cuartos de final ante el Barcelona, Iniesta colgó un balón dentro del área y Gabi lo desvió con la mano. Era el minuto 92. Si el árbitro llega a hacer justicia y señala la pena máxima, el Barça hubiera seguido adelante en la Champions League. Pero no lo hizo. No era la primera vez que el Atlético se veía beneficiado por un árbitro ante el Barcelona en un partido decisivo. Hace dos años Barça y Atlético se jugaban la Liga en el Camp Nou en la última jornada. En ese encuentro se produjo un gol de Messi marcado con todas las de la ley que fue anulado y que significó el triunfo liguero para el Atlético de Madrid. Fueron dos partidos decisivos que enfrentaron al equipo colchonero con el Barcelona. En los dos se vio favorecido por las decisiones arbitrales. Hoy el Atlético ha descubierto en Milán lo diferente que es enfrentarse al Barcelona o al Real Madrid. La actuación de Klattemburg, plagada de errores que han favorecido siempre al Atlético, ha abierto los ojos al mundo. El partido ha sido seguido a través del televisor por 400 millones de espectadores. 400 millones de espectadores que han descubierto cómo las gastan los árbitros para llevar al Madrid a la conquista de títulos indignos. Son los mismos que han visto cómo, una vez más, Cristiano Ronaldo se ha borrado de un partido importante.  La lamentable actuación del portugués en la final acaba con las escasas posibilidades que le quedaban de intentar quitarle a Messi el sexto Balón de Oro que ya tiene en el bolsillo después de conseguir un brillante doblete con todas las de la ley.

Deja tu Comentario