2011-08-20 18:08 FC Barcelona Por: Administrador

"¿Vergüenza, envidia u otra cosa?"




"¿Es vergüenza o envidia u otra cosa lo que lleva a Mourinho y sus jugadores a emprenderla a golpes? El Madrid ha jugado siete partidos contra el Barcelona desde noviembre. Sólo ha ganado uno, pero ha visto una roja en cinco. Aparentemente, para Mourinho eso es un buen negocio", escribía Andrew Das en el Blog de fútbol del "New York Times", en un artículo con el título de 'Por esto a algunos no les gusta el Madrid'.

Pero no sólo es por esto, y no solo es todo el Madrid. Son muchas más cosas y las protagoniza José Mourinho y es que el comportamiento del luso siempre ha sido de un nivel bajísimo en los campos de fútbol. Un comportamiento comparable al de un niño mal criado que pretende tener todo aquello que desea y anela. El comportamiento de un resentido que no ha llegado allí donde quería (al banquillo del Barça como primer entrenador) y el de un impresentable que no sabe lo que es el respeto ni las buenas formas.



Nunca había llegado tan lejos como el pasado miércoles cuando metió el dedo en el ojo de Tito Vilanova e intentó pisar a Cesc Fábregas, pero su curriculum es de órdago.

Él mismo explica que en el Lazio-Porto de 'semis' de la UEFA'2002-03 empujó al local Castroman para impedir que sacara rápido de banda; el árbitro no lo vio y pudo eludir una sanción.

Como entrenador del Inter de Milán fue condenado a pagar 13.000 euros al periodista Andrea Ramazotti por insultos y agresión después de cogerle por el brazo para apartarle en un partido.



También ha tenido problemas fuera de los terrenos de juego.  En una ocasión tuvo un roce con la policía por un problema con su perra. Pero lo más significante de lo que tiene "Mou" en la cabeza es la pelea que tuvo con una niña de 11 años a la que tiró de las orejas después de que esta tuviera un problema con su hijo. No hacen falta palabras.


Deja tu Comentario