2016-09-26 06:09 Real Madrid Por: Administrador

Aviso de Zidane al vestuario del Real Madrid



A pesar de que todavía no lleva ni un año entero como técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane ya ha tenido tiempo de mostrar sus dos caras como entrenador. Si bien el francés acostumbra a ponerse a la altura de sus jugadores a la hora de entenderlos y tratar la situación deportiva de cada uno de ellos, el galo también sabe sacar su lado más autoritario para enderezar el rumbo de algún futbolista y del equipo en general. Y es que el desplante con Cristiano no es el primer episodio así que protagoniza el técnico. Los primeros en experimentar su criterio fueron Isco y James Rodríguez. Ambos dejaron de ser imprescindibles para Zidane la temporada pasada, cuando en la eliminatoria europea ante la Roma el francés contó antes con Kovacic y Jesé. La apuesta, como no podía ser de otra forma, le salió bien. Lo mismo hizo con Benzema, a quien no dudó en cambiar en pleno Clásico y con empate a uno. La entrada de Jesé precedió el gol de la victoria blanca.

Modric y la BBC, sin 'protección especial'

Y es que Zidane no se casa con nadie. Ni siquiera con Luka Modric, pilar de pilares en la construcción madridista. Durante la debacle de Wolfsburgo el curso anterior, el entrenador no tardó en sustituirle por Isco para dar más dinamismo al juego. El malagueño también entró, junto a Lucas, por Kroos y Benzema en la final de la Champions de Milán, que acabó siendo merengue. La BBC tampoco es intocable. Pese a ir por detrás en el marcador en el debut europeo ante el Sporting, Zidane no tuvo reparos en quitar a Bale y a Benzema por Lucas y Morata, quien acabó metiendo el gol de la victoria. Tampoco lo ha tenido este fin de semana en sacar del campo a Cristiano cuando lo ha considerado oportuno.

Deja tu Comentario