2011-07-18 16:07 FC Barcelona Por: Administrador

¿Y éste es el mejor jugador del mundo?



Está tan desesperado el madridismo contemporáneo que llevan todo el siglo intentando inventarse crackitos para enfrentarlos a los fenómenos del Barça. Antes, con Ronaldinho. Ahora, con Messi. Primero fue Robinho, luego Robben, más tarde Cristiano Ronaldo y ahora lanzan toda su artillería para encumbrar a Neymar, su gran objetivo con permiso de Rosell, como el mejor futbolista del mundo mundial.

Y uno se pregunta: ¿ese futbolista fracasado en la Copa América es el que tiene que suceder a Messi en el trono del fútbol mundial? Al Barça ya le está bien que el Madrid fiche a este doble de Cristiano Ronaldo. Así tendrán el cromo repetido y mientras compiten delante del espejo para saber quién es más guapo, los problemas de vestuario estarán más que asegurados. Interés mediático podrá dar mucho el chico viendo como es. Otra cosa es lo que haga sobre el campo. Ahí el Barça puede estar tranquilo.



Defensa Central se ceba en Messi y duda de su evidente hegemonía en el fútbol mundial. Es el resultado de una rabieta que no les deja ver más allá de unas frustaciones en las que Messi tiene mucho que ver, pues mientras su niño mimado portugués se arruga cada vez que ve delante las camisetas del Barcelona, Leo Messi, con la colaboración de sus compañeros o sin ella, se hincha a marcar goles y a ganar.

Messi no es un invento de nadie. Lo que es se lo ha ganado a pulso sobre los terrenos de juego, aunque desde Madrid quieran hacernos creer que el mundo entero está equivocado y que sólo allí ven la luz con claridad siguiendo la doctrina de Mourinho, el de las teorías de la justificación de lo injustificable. Que Messi es el mejor del mundo lo saben los barcelonistas que lo disfrutan y hasta los madridistas de honor que lo sufren. Desde Di Stéfano hasta Guti, pasando por Gago o por Higuain. Seguramente Messi ha hecho una mala Copa América, pero a Higuain jamás le habían puesto los balones tan fáciles para rematarlos a gol. Quizá porque en el Madrid todos tienen que jugar para que su estrellita portuguesa se hinche a goles mientras que en el Barça Messi los logra (sobre todo en los partidos importantes) y los da. Y de la misma manera que se los da a Villa o a Pedro, también es capaz de dárselos en bandeja a Higuain, aún jugando mal.

Argentina ha hecho el ridículo en la Copa América, sí. Pero en esa Argentina también estaban Huiguaín, Di María y Gago. Es  evidente que Messi no ha estado en la Copa América tan bien acompañado como lo está en el Barcelona y no ha lucido como nos tiene acostumbrados, pero aún así ha logrado ser nombrado MVP en sus partidos.



Y si Messi no merece el título de mejor futbolista del mundo porque no está fino con su selección, ¿a quién le damos el galardón? ¿A ese portugués que jamás ganó nada con su selección y que con su equipo gana un título de cada seis? ¿O se lo damos a Neymar, que ha dado pena en esta Copa América pero que aún así consigue despertar ilusión entre el madridismo? Seamos serios, señores. En 14 de agosto, en el Bernabéu, verán al Messi de siempre, el que se le atraganta al Real Madrid, ese al que sólo se le puede parar a base de garrotazos, patadas, puñetazos y pisotones. De todo eso veremos, y mucho, ese día. Y hasta entonces, siga el madridismo soñando. A lo mejor durante la pretemporada descubren que Altintop, Sahin o Coentrao son mejores que Messi. A lo mejor. Sigan viviendo engañados. Eso le ha ido muy bien al Barcelona en los últimos años.


Deja tu Comentario