2016-04-04 18:04 Real Madrid Por: Administrador

Bale se acostumbra a las jugarretas en el clásico



Bale vive una auténtica maldición en los Clásicos por culpa de los malos arbitrajes. El jugador del Real Madrid ha visto como tres colegiados diferentes le han anulado un gol en sus enfrentamientos contra el Barça. Y en todas las ocasiones fueron equivocaciones del árbitro, pues los goles eran completamente legales. En el partido del sábado, Bale marcó de cabeza en el minuto 80, tras un magnífico centro desde la izquierda de Cristiano Ronaldo. Cuando ya estaba celebrándolo, Hernández Hernández no le dio validez a la jugada por entender que había hecho falta a Jordi Alba en el momento del salto. La victoria del Madrid pudo ser más holgada tras este error de bulto del de negro. La temporada pasada, la misma historia. Bale vio como Mateu Lahoz le privaba de celebrar un tanto en un Clásico liguero. Benzema metió un balón al área del Barça, Cristiano la peinó y por detrás emergió un Bale que empujó dentro de la portería el pase. El galés no estaba en fuera de juego. Por último, en 2014 y en Copa del Rey volvió a ver cómo le hacían otra jugarreta. De nuevo Mateu Lahoz se puso en su camino. Di María sacó un córner que despejó Pinto. En su camino hacia el despeje, el portero chocó con Bale y quedó tendido en el suelo. Benzema cogió el rechace y se la pasó al galés que no perdonó. El árbitro anuló la acción por una falta al portero del Barça que no existió.

Bale sí decidió una final contra el Barça

En Liga, Bale tiene una cuenta pendiente por culpa de las decisiones del árbitro. Nunca le ha marcado al Barça en el campeonato doméstico, pero sí en Copa. Su único gol en un Clásico que, además, le sirvió a los blancos para levantar el título. Su galopada por la banda retratando a Bartra ya ha quedado en las retinas de todos los madridistas.

Deja tu Comentario