2013-12-22 10:12 Real Madrid Por: Administrador

Bale sólo juega el 52% de los minutos posibles



El golpe en el gemelo, con el que el club justificó en un comunicado el pasado día 18 la ausencia de Bale ante el Xàtiva, también le impedirá jugar en Valencia. Han sido cinco días sin entrenarse por este motivo. “Creo que podrá jugar el domingo”, dijo Ancelotti el martes en la previa del Xàtiva, cuando Bale se lesionó en un momento de la sesión a puerta cerrada (sin cámaras). Ayer, el técnico seguía restando importancia al hecho de su nueva lesión: “No ha tenido tiempo suficiente de recuperarse, pero es sólo un golpe”.

Las lesiones han perseguido a Bale desde su presentación. Ancelotti le hizo debutar tras llegar ante el Villarreal (jugó 60’). Luego repitió en Champions (20’) ante el Galatasaray. Y apareció la primera dolencia en su tercer partido, en el calentamiento ante el Getafe, una sobrecarga en el muslo izquierdo que le hizo perderse ese encuentro y el siguiente ante el Elche. Reapareció en un partido grande, ante el Atlético, con la inauguración (y el compromiso) de una glamurosa sala VIP para los invitados del patrocinador Fly Emirates. Jugó la segunda parte y no brilló. No estaba para reaparecer. Recayó (esta vez contractura) y se decidió que parara para aprovechar el Virus FIFA y que hiciera una minipretemporada. Pero el 12 de octubre trascendió la noticia, confirmada por el Madrid, de sus problemas crónicos de espalda (una protrusión discal). Comenzó a mirarse con lupa su historial. Desde 2007, 27 lesiones (algunas de espalda) que le hicieron perderse 78 partidos oficiales con el Tottenham.



Bale, el fichaje más caro de la historia (101 millones), ha jugado sólo el 52% de los minutos posibles desde que llegó al Madrid (988 de 1.890, sin contar las tres primeras jornadas ya que firmó el 1 de septiembre). Cristiano, por ejemplo, ha disputado el 83% de los minutos posibles desde que llegó al Madrid: 18.793 de 22.500.

Tras aquel parón Ancelotti le ha mimado (en realidad, sólo ha jugado siete partidos completos de los 15 en que participó desde su llegada), y sólo se perdió el encuentro ante el Copenhague por una gripe y los dos últimos por el golpe en el gemelo. Bale ha demostrado su clase (nueve goles y seis asistencias), pero con tal irregularidad aún no ha conseguido tener influencia y presencia en el juego del equipo.

En el Tottenham, la pasada temporada jugó 2.921 minutos de 3.420’ (el 85%) en Liga, pero sólo 714’ de 1.080’ en Europa League (66%), lo que podría hacer pensar en su dificultad para jugar domingo-miércoles. En la 2011-12 jugó 3.216’ en Liga (94%) y en Europa League, por ejemplo, 98’ de 720’ (el 13%). Y antes, en la 2010-11, 2.447’ en Liga (71%) y en Champions 735’ (el 81%).




Deja tu Comentario