2014-11-06 15:11 Real Madrid Por: Administrador

¿Y cómo le ha ido al Real Madrid sin Gareth Bale?



Sergio Marco

No existe ninguna duda sobre la calidad de Gareth Bale, un futbolista que llegó al Real Madrid la pasada temporada levantando muchas expectativas por su precio (92 millones) y que no ha defraudado a nadie. Su integró rápidamente y colaboró de forma decisivo en los éxitos del equipo blanco en la Copa del Rey y también en la final de la Champions League. Su fichaje no es cuestionable porque, al margen de Cristiano Ronaldo, está a la altura del mejor. Y lo ha demostrado con goles decisivos y de bella factura y con su facilidad para asistir a sus compañeros.



Sin embargo, su desaparición del equipo a causa de una lesión, ha permitido la ingtegración en el mismo de forma exitosa de James Rodríguez e Isco Alarcón. Ambos han ido de menos a más y han elevado el nivel del juego colectivo con una aportación individual extraordinaria. El problema, el "bendito problema" de este Real Madrid saturado de estrellas es cómo incrustar de nuevo a Gareth Bale entre los titulares sin que el equipo se resienta por la baja de uno de los jugadores clave en la espectacular remontada que ha protagonizado el Real Madrid ganando los doce últimos partidos y dejando una diferencia de -6 con el Barcelona en +2. 

La racha de los doce partidos consecutivos de victorias se inicio con Bale en el equipo. En esos doce partidos el Madrid ha marcado 34 goles (2,8 por partido) y ha encajado 12 (1,08). Y concretamente en los cinco partidos en los que Bale no ha podido alinearse se han marcado 19 goles (3,8)  y se han encajado sólo 2 (0,4). La frìa estadística parece sostener que Isco y James están más atentos a los aspectos defensivos del equipo que el galés y que con ellos aumenta la eficacia goleadora del equipo.

Suena a injusto porque Gareth Bale es un pedazo de futbolista que ha demostrado su calidad desde el mismo momento en que debutó. Pero queda la incertidumbre de lo que pueda suponer su vuelta en un equipo rodado que jugaba de memoria y que encadenaba éxitos dando espectáculo. Lo normal es que todo siga igual, pero tanto James como Isco, -uno de los dos será la "víctima"- han dejado el listón muy alto y abierto a las odiosas comparaciones.






Deja tu Comentario