2016-04-05 21:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça levanta un partido que tenía perdido en otra noche mágica (2-1)



El FC Barcelona ha vencido al Atlético de Madrid en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League disputado en el Camp Nou ante 88.500 espectadores. El Barça levantó en la segunda parte, y en otra noche mágica, un partido que tenía perdido en la primera mitad, cuando el Atlético se adelantó en el marcador en el minuto 25 por medio de Torres, que volvía a demostrar que el Barça se le da especialmente bien. Torres conseguía así su primer gol en Champions League como jugador colchonero y el número once que le endosaba al Barcelona a lo largo de su carrera.

El Barça, espeso en la primera mitad

El Cholo Simeone, que venía de perder sus seis primeros enfrentamientos con Luis Enrique desde que éste dirige al FC Barcelona, rozó la gloria especialmente en la primera mitad. Simeone montó una tela de araña en el centro del campo que consiguió desactivar a los tres puntas del Barcelona, a los que no les llegaban balones. Ni Messi, ni Neymar, ni Suárez existieron en una primera mitad en la que el Barcelona no encontró el camino para romper la muralla colchonera. Además, el juego barcelonista era cansino y previsible, de ahí que apenas llegara a crear un par de ocasiones de relativo peligro sobre la portería de Oblak. En ese paisaje en el que el Barça se pasaba la pelota sin apenas profundizar llegó el gol del Atlético en un contragolpe afortunado en el que falló la defensa barcelonista. El gol de Torres llegaba en el minuto 26 y permitía al Atlético cerrarse aún más protegiendo a su portero. Mientras el Barça poseía el balón, el Atlético defendía con sus once hombres, incluido Fernando Torres, renunciando al contragolpe una vez conseguido el objetivo prioritario de su visita a Barcelona: marcar un gol.

La expulsión decisiva de Torres

Pero la alegría duraría poco porque en apenas siete minutos Torres empalmaría una dura entrada a Neymar con otra a Busquets por detrás y el árbitro se vio obligado a expulsarle. Se ganó a pulso la tarjeta roja. Y dejaba al Atlético con diez jugadores durante casi una hora de juego. Demasiada ventaja para el Barcelona. El Barça no supo sacarle partido a su superioridad numérica en la primera mitad. Pero tras el descanso los hombres de Luis Enrique salieron transformados, dispuestos a morder todo lo que no habían mordido en la primera mitad. La intensidad del juego creció de forma espectacular y las acciones de peligro ante la meta de Oblak se sucedían una detrás de otra. Y llegó el doblete de Suárez en once minutos. En el 63 y en el 74. El Camp Nou rugía. Sufrió lo que no está acostumbrado, pero al final respiró. El Atlético deberá buscar el gol en el Calderón. No podrá salir a defender el cero a cero y el Barcelona encontrará en la vuelta más espacios que los que hoy le ha dejado el equipo de Simeone. En el Barcelona reapareció Rafinha una vez superada su lesión, sustituyendo a Rakitic. Y Sergi Roberto entró por Busquets mientras Iniesta dejaba su plaza a Arda Turan. El Barça buscó el tercero en los últimos minutos, pero el resultado deja la espadas en alto para el partido de vuelta. También deja dudas en el ambiente acerca de las dos caras que mostró el equipo de Luis Enrique: la de equipo previsible en la primera mitad y la de equipo vibrante y eléctrico en el segundo tiempo. Especialmente preocupante fue ver cómo el Barcelona tiraba los primeros 45 minutos sin apenas hacer nada de provecho y especialmente por la nula contribución que pudieron hacer al juego del equipo Messi, Neymar y Suárez, aislados por la defensa colchonera y sin posibilidad de recibir el balón. En la segunda mitad el Atlético trató de llevar el choque a su terreno: faltas, simulaciones, pérdidas de tiempo, provocaciones, entradas duras... El Barça se sobrepuso a todo ello y tiró de casta para sacar adelante el primer asalto de estos cuartos de final de la Champions League. La vuelta en el Calderón promete ser apasionante. Ficha técnica FC BARCELONA, 2 - ATLÉTICO, 1 FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets (Sergi Roberto, min.80), Rakitic (Rafinha, min.64), Iniesta (Arda Turán, min.83), Messi, Suárez y Neymar. Atlético Madrid: Oblak; Juanfran, Lucas, Godín, Filipe Luis; Saúl Ñíguez (Correa, min. 90), Koke, Gabi, Carrasco (Augusto, min.53); Griezmann (Thomas, min.76) y Torres. Goles: 0-1, min.25: Torres. 1-1, min. 63: Suárez. 2-1, m.74: Suárez. Árbitro: Felix Brych (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Torres (min.29) y la segunda en el 35, . También vieron tarjeta amarilla Koke (min.33), Busquets (min.48), Filipe Luis (min. 61), Suárez (min.70), Griezmann (min.73), Lucas (min.78), Oblak (min.79), Mascherano (min.82) y Augusto (min.86). Campo: Camp Nou, con 88.534 espectadores

Deja tu Comentario