2016-04-14 18:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça perdió, pero sus valores ganaron en Madrid



El Barça cayó eliminado de la Champions, pero lo hizo con la cabeza alta y demostrando que los valores del club siguen intactos. Pese a que la derrota fue muy dura y deja tocados anímicamente a los culés, el equipo catalán dio una lección de saber perder que muy pocos pueden igualar. Tuvieron motivos para quejarse del pésimo arbitraje de Rizzoli, que marcó fuera del área unas manos que debieron propiciar el penalti para empatar la eliminatoria. Pero, lejos de escudarse en el árbitro, los barcelonistas reconocieron la superioridad colchonera y no culparon las decisiones arbitrales. Un acto que les honra y les hace más grande de lo que ya son. El presidente Bartomeu fue uno de los primeros que dio la cara y ni mucho menos se acordó del árbitro. Felicitó a los de Simeone y dejó claro que "no me gusta juzgar los arbitrajes. Pitar es muy complicado y supongo que no ha visto el penalti. No quiero entrar en el tema de los árbitros, sabéis que no es nuestro estilo". La misma tónica siguió Luis Enrique: “en el banquillo no se ve nada. Me han dicho que ha sido penalti pero no tengo nada que decir".

Los valores de los jugadores, intactos

Mascherano, Alba o Piqué también pasaron por la zona mixta y no pusieron ni la más mínima excusa con la jugada polémica. Los valores de los jugadores del Barça, muchos criados en la Masía, siguen intactos. En otros clubes no se hace autocrítica, y siempre tienen la salida fácil de culpar al árbitro tras las derrotas. El Barça es el mejor equipo del mundo por gestos como estos. Perdió en el campo, pero salieron ganando una vez terminó el partido.

Deja tu Comentario