2016-10-05 17:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça se ha vuelto protestante



Al Barça se le nota un poco más nervioso de lo normal en los partidos de esta temporada. El equipo no acaba de encadenar tres partidos seguidos a gran nivel y eso crea crispación entre los jugadores. Si no les salen las cosas sobre el campo, dejan patente su malestar y lo acaban pagando con el árbitro. Y claro, tanta protesta al colegiado hace que éste desenfunde rápido la tarjeta y amoneste sin dudarlo. En las siete jornadas de Liga disputadas hasta el momento, el Barça ha visto trece cartulinas amarillas. Lo preocupante es que la mitad de ellas son por protestar. Seis amonestaciones por increpar al árbitro, rodearle pidiendo explicaciones o sencillamente recriminarle una acción no señalada. Hombres tan importantes como Neymar o Suárez son protagonistas negativos al ser los que más tarjetas amarillas acumulan del equipo. Mención aparte para el charrúa, que ya está a una sola cartulina de la suspensión.

Suárez se mete en todos los líos

De las seis tarjetas amarillas que el Barça acumula por protestar, Luis Suárez suma cuatro. Es el líder indiscutible en este apartado. En casa ante el Betis y en San Mamés y Balaídos, el uruguayo estaba más pendiente de protestarle al árbitro que de generar jugadas de peligro para marcar gol. Está metido en todos los líos. Demasiado nervioso, consciente que las cosas no le acaban de salir como quisiera. Debe controlarse, pues ya está solamente a una tarjeta de perderse un partido. Busquets y Neymar son los otros dos jugadores que han visto amarilla por hablar más de la cuenta con el árbitro. El brasileño también vio una tarjeta en Champions por lo mismo. El Barça más protestón ha emergido esta temporada. Señal de que las cosas no acaban de ir por buen camino, ya que sino únicamente se dedicarían a disfrutar jugando al fútbol.



 

Deja tu Comentario