2016-05-10 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

Bartomeu consigue enfadar (de verdad) a Busquets



Sergio Busquets lleva semanas reclamando en privado y también en público una mejora de su contrato. Y a Busquets la directiva lleva semanas dándole largas y remitiéndole al final de la temporada para revisar su tema. Busquets no ha encajado bien el nulo interés del club por resolver su situación y ahora ha cogido un enfado de campeonato porque mientras a él le piden paciencia y tiempo, a la espera de concluir la temporada sin distracciones que puedan afectar a su concentración en los dos decisivos partidos que restan por jugar, el FC Barcelona anuncia que acaba de mejorarle el contrato a Sergi Roberto. Busquets se siente engañado. El pivote azulgrana no entiende que él tenga que esperar a final de temporada mientras el club cuela a otros compañeros en la lista de espera, como Sergi Roberto, que  ha visto mejorados su contrato ascendiendo su cláusula de rescisión de 30 a 40 millones de euros.

Busquets amenazó con irse con Guardiola

Busquets firmó en febrero de 2015 un contrato que le vincula al club hasta junio de 2019. Sin embargo, apenas unos meses después de la firma entendió que ya había quedado desfasado y reclamó una mejora. En el club han entendido que, tratándose de Busquets, los contratos no son más que papel mojado que obligan únicamente a una de las partes a cumplirlos. Las relaciones entre las dos partes no atraviesan por su mejor momento y al jugador no le ha sentado nada bien una frase que llegó a sus oídos pronunciada por un directivo: "si no está contento, que venga con el dinero de su cláusula de rescisión y que se vaya a donde quiera". Su cláusula es de 175 millones de euros y evidentemente nadie se va a presentar en el club para pagarla en su totalidad, aunque el propio Busquets ya dio a entender hace unos meses que si Pep Guardiola viniera a por él se lo podría pensar.      

Deja tu Comentario