2014-09-15 22:09 FC Barcelona Por: Administrador

Bartomeu propondrá que los socios paguen las fiestas de Laporta



Joan Tubau

En el caso de que el juez decida que Joan Laporta y sus 16 directivos deben hacer frente mancomunadamente al pago de los 47,6 millones de euros de desfase entre las cuentas entregadas por la junta saliente y las recibidas por la junta entrante, los 25 primeros millones los cubriría la aseguradora Zúrich, que firmó con Joan Laporta una póliza, con dinero del FC Barcelona, mediante el cual la compañía cubriría cualquier irregularidad que con posterioridad pudiera detectarse de su gestiónhasta un total de 25 millones. Es decir, que Joan Laporta tenía muy claro que podía encontrarse en la situación en que se encuentra ahora, de lo contrario no habría firmado una póliza para cubrir sus propias irregularidades financieras.



Zúrich cubriría los primeros 25 millones y los 22,6 restantes podrían ser sufragados por los propios socios del FC Barcelona para evitarle a Laporta y sus ex directivos tener que recurrir a su patrimonio para hacer frente a la supuesta deuda contraída con el club. Es decir, que Bartomeu está dispuesto a abrir la mano para que en lugar de hacer pasar por caja a los directivos responsables del supuesto fraude, sean los socios quienes echen mano de su propio patrimonio para pagar la fiesta de la directiva saliente. Y lo de fiesta nunca mejor dicho.

Algo ha pasado en las últimas horas para que Josep Maria Bartomeu, que votó en la asamblea a favor de la acción de responsabilidad civil contra Laporta, haya cambiado de opinión. Y, conociendo cómo se mueven los protagonistas de esta historia, con espías, detectives y guardaespaldas incluidos, parece evidente que algo ha sucedido para que Bartomeu se muestre ahora tan comprensivo con la anterior junta directiva.

No hay que olvidar que los directivos sometidos a juicio no están unidos. Cada uno lleva su propia defensa y más de uno, de dos y de tres ha pedido clemencia a Bartomeu y los suyos para evitar tener que pagar de su bolsillo por actuaciones de Laporta de las que no tenían conocimiento, dado que el club, en los últimos meses, se llevaba entre tres: Laporta, Sala i Martín y Joan Oliver.  Sin embargo, el sector liderado por Toni Freixa exigió una declaración pública de lo que comentaban en privado, algo que no se ha producido.



La intención de Bartomeu, en caso de condena a Joan Laporta, es plantear el tema en la asamblea de compromisarios para convencer a los socios de que paguen los festines del Drolma, los festivales de Luz de Gas, los viajes a Miami, los aviones privados de Laporta, los desplazamientos a China en busca de un sponsor, las bromas de Uzbekistan, la adquisición ruinosa de patrimonio, fichajes como los de Keirrison, Henrique, Hleb, Chygrynskyi o Cáceres, la visa del chófer del presidente, las giras por Asia y Estados Unidos con el primer equipo del responsable del fútbol base e incluso la solidaridad en el Tercer Mundo con dinero ajeno. Eso es lo que quiere Bartomeu. Que pague el socio, que para eso está.

La próxima asamblea se presenta caliente, fundamentalmente porque existe cierto interés por desautorizar las decisiones del órgano soberano del club.


Deja tu Comentario