2016-12-27 20:12 El Soplo Por: Administrador

Bartomeu y Robert Fernández ya han elegido al sustituto de Luis Enrique



Alfredo Vidal El técnico argentino Jorge Sampaoli, actualmente al frente del Sevilla después de su exitoso paso por la selección chilena, es el elegido por el FC Barcelona para sustituir a Luis Enrique si éste decide finalmente irse del Barça, tal y como apuntan las últimas evidencias que han llegado hasta los despachos de la zona noble del Camp Nou. Robert Fernández ha recibido el encargo de hacer un barrido por el mercado de los técnicos para encontrar a un sustituto de Luis Enrique que pueda garantizar la conservación de la esencia del juego que viene practicando el Barça en los últimos treinta años. Los primeros objetivos han sido ex jugadores: Ronald Koeman, Michael Laudrup, Ernesto Valverde... Incluso el nombre de Eusebio Sacristán ha estado sobre la mesa de discusión. Sin embargo, todos los ex futbolistas del club aportan un pero (Koeman fracasó en el Valencia, Laudrup se fue al Real Madrid, Valverde no ha ganado títulos, Eusebio fue despedido del Barça...) y los tiros parecen confluir en la figura de Jorge Sampaoli, que además ofrece un comodín que gusta mucho en el Barça. Se trata de la presencia de Lillo en su staff técnico.

Lillo garantiza la continuidad del modelo de Guardiola

Juan Manuel Lillo garantiza la continuidad del modelo de juego que ha marcado el ADN del Barça en los últimos años. De hecho, en las elecciones a la presidencia del FC Barcelona en 2003, Pep Guardiola se presentó como secretario técnico del derrotado Lluis Bassat, y su apuesta para el banquillo del Barça era precisamente Lillo, con quien coincidió en los Dorados de México cuando estaba dando sus últimos coletazos al fútbol activo. Sampaoli tiene contrato por dos años pero firmó el pasado verano una cláusula con el Sevilla que lo podría dejar salir después de esta primera temporada. De cualquier forma, habría que negociar con el club sevillista su traspaso.   Jorge Sampaoli encarna los valores que el Barça busca en sus entrenadores. No tiene el pedigrí de ex jugador del FC Barcelona que adorna a Luis Enrique y adornó a Pep Guardiola, pero es fiel a la filosofía del fútbol control, de la posesión del balón, de acariciar la pelota como mejor fórmula para buscar el camino de la victoria. Ese es el juego que gusta en el Camp Nou y ese es el juego que gusta a Sampaoli. Mientras Luis Enrique siga siendo entrenador del FC Barcelona, no trascenderá ninguna novedad sobre la relación del Barça con Sampaoli, lo que no quiere decir que ambas partes se queden de brazos cruzados. La decisión está tomada... siempre y cuando Luis Enrique, que siempre será la primera opción, anuncie que se va, como está previsto.

Deja tu Comentario