2015-07-15 11:07 FC Barcelona Por: Administrador

Bartomeu sale vivo del único debate de las elecciones



Pedro Riaño

Josep Maria Bartomeu no ha estado brillante en su comparecencia en TV3 en el único debate electoral barcelonista, pero sus argumentos han sido suficientes para superar la prueba. Laporta, Benedito y Freixa no han sido capaces de ponerle contra las cuerdas y se ha salido con buena cara de todos los ataques.



Laporta presume de haber inventado a Puyol

Joan Laporta, el más contradictorio de todos los candidatos -Cruyff y los silbidos al himno y Guardiola y su relación con Qatar son buena prueba de ello-, ha acusado a Bartomeu de contradictorio, ha intentado atribuirse los éxitos actuales recordando que, entre otros Carles Puyol, que él se encontró puesto en su Barça por Núñéz, formaba parte de su herencia -otra contradicción-. Laporta también ha hablado de desmantelamiento de una Masía por la que él no movió un dedo en su construcción y que hoy existe a pesar de su paso por el Barça, y también de desprestigio internacional, algo que no se sostiene porque a día de hoy el Barça del triplete causa admiración en el mundo entero.

Josep Maria Bartomeu se ha defendido por la carta que han recibido todos los socios con propaganda electoral de su candidatura. El ex presidente ha pasado revista a todos los panfletos de sus oponentes mostrando especial énfasis en la pobreza de medios del tríptico de la candidatura de Laporta, con muchos menos medios de los que él conoció cuando se presentó con él y ganó en 2003. Benedito ha justificado que él no ha participado en el envío masivo de propaganda a los socios porque el coste impuesto por el club era de 57.000 euros.



El momento más tenso del debate

Joan Laporta ha insistido en ensuciar la imagen de Josep Maria Bartomeu acusándole de estar procesado por un delito de corrupción y estafa. Bartomeu se ha defendido en el minuto de oro que ha acaparado más audiencia en todo el debate y ha esgrimido que no está procesado sino imputado "por defender al Barça en un delito fiscal cometido por el Barça... Y lo volvería a hacer".  En este momento se ha producido el momento más tenso del debate. Bartomeu, alterado, le ha soltado a Laporta: "parece mentira que siendo abogado hables de procesado cuando sabes que el término es imputado, que no es lo mismo. Has hablado de estafa y deberías utilizar bien el vocabulario". Este ha sido el momento de máxima audiencia y el de mayor repercusión en las redes sociales.

Laporta ha seguido con su discurso de siempre: Cruyff.Abidal-La Masía. Benedito ha soltado que está en tratos con Monchi -un fichaje que sería verdaderamente estelar y galáctico- y Freixa se ha quejado del presidencialismo de Bartomeu, lo que justifica la imagen que los socios tienen de él como de un monigote en una junta en la que no se enteraba de nada. Al menos es la sensación que da al desmarcarse de todo lo malo de la junta de Rosell-Bartomeu, agenciándose, eso sí, todo lo bueno. Freixa ha hablado de Laureano Ruíz -un cruyffista radical- como padre de su filosofía futbolística, ha nombrado a Jose Maria Bakero y Miguel Angel Nadal como responsables de la faceta deportiva y se ha apropiado del "estilo Johan Cruyff", algo que Laporta parecía tener en exclusiva.

Todos contra Bartomeu

Las menciones a Bartomeu eran constantes y se ha limitado a decir que en los últimos cinco años el Barça ha ganado 12 títulos y Leo Messi está contento, en claro alusión a Joan Laporta.  "Esto está comenzando y hemos fabricado un gran tridente a partir de Messi", ha dicho. Benedito, por su parte, ha aflojado en su versión inicial sobre el fichaje de Arda Turan. Hace unos días dijo que no lo quería y que si él salía presidente lo devolvería y obligaría a Bartomeu a pagar la penalización. Hoy, después de que Luis Enrique felicitara a la junta gestora por el fichaje, ha bajado el nivel y se ha expresado de otra manera. Mucho más suave.

Bartomeu se ha defendido de las acusaciones de la pérdida de peso de la cantera recordando que en los últimos 5 años han ascendido 14 jugadores de las categorías inferiores al primer equipo, los mismos que en siete años con Laporta. Y que cuatro de ellos se habían consolidado. Los mismos que en cuatro años con Laporta. Éste ha acusado a Bartomeu de vender deprisa y corriendo a Deulofeu para incluir los seis millones de su venta en el balance del año como beneficio. A Bartomeu se lo han puesto a huevo: "hemos reunido en cinco años 130 millones de beneficio acumulado como para intentar ahora falsear la realidad con los seis millones de Deulofeu".

Pogba, en boca de todos

Preguntados los candidatos por Paul Pogba, Laporta ha vuelto a hacérselo suyo, como en 2003 hizo suyo a David Beckham dos meses después de haber firmado por el Real Madrid de Florentino Pérez. "La clave es Raiola", ha dicho. Como si él tuviera la exclusiva de un tipo que se mueve en función del mejor postor por un negocio antiguo que realizó con él hace siete años. Pero no se apea de su posición: "Nosotros conocemos a a Raiola".

La respuesta de Bartomeu, que ha estado más belicoso de lo que se podía esperar, especialmente con lLaporta, ha sido contundente y demoledora: "la intervención de Raiola en tu mandato significó una péridida de 54 millones con la venta de Ibrahimovic". Laporta ha intentado contratacar: "esa péridida se produjo porque vosotros decidisteis vender a Ibra". Y Bartomeu ha sido letal: "el entrenador nos pidió que lo vendiéramos un año después de ficharlo". Ese entrenador era Guardiola, que ha expresado su apoyo a Laporta, y éste ha preferido correr un tupido velo y cambiar de tema.

A Bartiomeu no le han sacado de "el trabajo se ha hecho bien en los últimos cinco años y hemos construido el mejor Barça de la historia"·, lo que ha provocado la indignación de Joan Laporta. "Y ha continuado: "hemos cerrado un ciclo ganador y hemos construido otro igualmente ganador sin hacer ruido". Laporta ha justificado el voto para su candidatura porque "se ha de tener experiencia para gestionar el futuro". en ese momento nadie se ha acordado de sus dos años negros de mandato, los de la autocomplacencia, los de la pérdida definitiva de Ronaldinho como patrimonio del club de incalculable valor.

Todos reniegan del sistema de galácticos

Freixa ha insistido en la pérdida de peso de la cantera. "El modelo de los galácticos no es el nuestro", ha dicho, como dando a entender que él no hubiera fichado a Neymar ni a Suárez ni a Rakitic. Y ha lamentado que "Suárez ha costado más de lo que se debió pagar por él". Bartomeu, por alusiones, ha respondido que "nuestro equipo es el mejor del mundo". Y le ha parado los pies a Laporta: "ahora somos muchos los que tenemos experiencia en construir equipos ganadores".

Pero Laporta no se ha arredrado: "este Barça se mueve al estilo Florentino y queremos otro modelo que se base en La Masía". La Masía, eso a lo que Laporta le dio la espalda durante siete años de mandato y que tuvo que esperar a la llegada de Rosell para ser inaugurada.

Bartomeu ha adelantado, a preguntas de Benedito, que "Braida seguirá en la dirección deportiva del club con Albert Soler y Carles Rexach".  Y Laporta ha vuelto a saltar cuando el presentador ha dicho que era un honor poder contar con dos presidentes que han logrado un triplete: "Y yo tengo un sextete", ha dicho en un tono que tenía más de infantil que de experto en la gestión del éxito.

Benedito ha acusado a Bartomeu de haber llevado al club a un estancamiento económico: "el Barça no está en condiciones de abordar un nuevo Camp Nou". Y Freixa ha insistido en el ataque: "Existe un estancamiento en los ingresos. No somos el mejor club del mundo en ingresos, aunque sigamos siéndolo en el campo y dispongamos del mejor futbolista del mundo"·.

Una herencia insostenible

Bartomeu se ha defendido atacando: "heredamos un club que no era sostenible y hemos reducido la deuda sin vender patrimonio. Y afirmo que el Barça es el club número uno en ingresos".

La nota cómica de la noche ha llegado cuando Laporta ha empezado con sus promesas al estilo fichaje de Beckham en 2003, prometiendo lo que jamás cumplió durante sus siete años de mandato, más pendiente de las comidas en el Drolma con su amigo Fermí Puig que de informar al socio de nada amparándose en vergonzosas cláususlas de confidencialidad. Ahora ya no se lleva la confidencialidad: "nosotros informaremos trimestralmente de la situación financiera del club a los socios - ha dicho-, nostros dejamos a nuestros sucesores un club con la mejor marca deportiva del mundo".

Y el colmo del cinismo se ha producido cuando Laporta ha dicho que "el nou Camp Nou y el nuevo Palau lo haremos de acuerdo con el Ayuntamiento y los vecinos. Y puedo asegurar que el Camp Nou conmigo no se llamará jamás Qatar Stadium". Los vecinos de Les Corts aún recuerdan sus manifestaciones en la calle contra los planes de Laporta y el alcalde Hereu. Nadie les hacía caso y Laporta tomaba decisiones urbanísticas a hechos consumados sin contar ni con la opinión de los vecinos ni con la de la alcaldía. Ahora pide consenso de todos.

"Qatar financia el terrorismo"

Y ha salido el tema Qatar, un tema estrella en estas elecciones. Benedito ha sido contundente: "el capital qatarí financia el terrorismo islámico, compran Mundiales y hasta el diez por ciento de el Corte Inglés". Y ha calificado el acuerdo con el país islámico como de "vergonzoso". Freixa, por su parte, ha seguido con su tema monográfico, acusando a Bartomeu de presidencialista y justificando su presencia en su junta con el argumento de que nadie le informaba de nada: "El contrato con Qatar no pasó por la junta. Y Qatar tiene derecho a tanteo. Aunque encontremos otra oferta superior, no nos sacaremos a Qatar de encima".  Bartomeu ha advertido de que "se negocia con otras empresas y tenemos a otro candidato asiático tecnológico interesado en la camiseta del Barça.

Laporta le ha hecho coro a Benedito: "Qatar da una imagen que no es buena para el Barça. Nosotros conseguiremos para el Barça más de los 70 millones que paga Chevrolet al Manchester United", algo que conviene poner en duda en función de la experiencia vivida entre 2003 y 2010 con Laporta de presidente. Pero a Laporta le han sobrado agallas para reñir a Bartomeu: "le dejamos a Rosell dos sponsors que pagaban 20 millones por mantener UNICEF en la camiseta".

Laporta repite la mentira de 2003

Y ha llegado otro momento de farsa total protagonizado por Laporta: "como candidatos nos han llegado ofertas muy importantes. Desde la presidencia será más fácil". Discurso clavado al de las elecciones de 2003, las mismas en las que la mentira de Beckham, le dio el triunfo final. Entonces también tenían entre tres y cinco ofertas. Siete años después se fue del Barça sin dejar un sponsor solvente de pago en la camiseta. Bartomeu ha hablado de una empresa asiática, Laporta le ha exigido que diga el nombre y Bartomeu se ha negado. Entonces Laporta, en tono grosero, le ha cuestionado sobre una supuesta clúausula de confidencialidad. Cinismo en estado puro. El socio del Barça aún espera una respuesta suya desde que en 2005 cerró el asunto del sponsor chino detrás de una supuesta cláusula de confidencialidad que sigue vigente. Este tipo de cláusulas sólo tienen validez para él.

Laporta ha vuelto a meter a pata cuando se ha atrevido a aventurar que "si es IMG la empresa candidata a sponsorizar el Barça, también cobra comisiones de Qatar". Bartomeu, sintiendo vergüenza ajena, le ha invitado a callar diciendo que no era IMG y que sus fuentes de información chirrían. Bartomeu ha insistido en que "Qatar no hace daño al Barça" mientras Benedito mostraba por Qatar una preocupación que no ha tenido por UNICEF, en donde hay mucho que explicar si se escarba un poco. "Son incompatibles los valores del Barça con Qatar, Bartu, y tú has de decir no", le ha dicho Benedito.

Laporta quería construir 15.000 pisos en el Miniestadi

Laporta ha insistido en que "no voté el referendum del Espai Barça" porque no hay consenso con los vecinos. Algo que ya ocurrió con él y que no le impidió tirar adelante su aproyecto sin siquiera contar con el beneplácito consistorial. A Bartomeu no le ha quedado más remedio que pasar al ataque: "Laporta quiso vender el Miniestadi para construir allí 15.000 pisos". Benedito le ha advertido a Bartomeu que "tendrás que entenderte con Ada Colau antes de empezar ningún proyecto" y le ha rogado que construya el Palau Blaugrana de una vez "como te comprometiste hace cinco años".  Benedito ha avisado a Bartomeu que todos los grandes estadios sufren desviaciones importantes en sus presupuestos y que el club no está en condiciones de someterse a una desviación de esa naturaleza. Bartomeu ha sido tajante en la respuesta: "hemos invertido 75 millones en patrimonio y no nos hemos desviado un sólo euro".

A nivel social Toni Freixa ha adelantado que "bajaremos el precio de las bebidas". Laporta ha informado de que "devolvermos las supercopas al abono y haremos que los niños vuelvan al estadio". Y Benedito ha expuesto su obketivo: ""el que quiera ser socio, que lo sea sin requisitos", recordando antiguas historias comentadas por Sandro Rosell sobre la posibilidad de que un chino pudiera alcanzar la presidencia del club.

Más mentiras con el diseño de la camiseta

Más populismo de Laporta, el presidente que menos contó con la opinión de los socios: "los socios podrán elegir el diseño de la camiseta". ¡Qué curioso que no pudieran hacerlo durante su mandato! ¿Por qué habrá que creerle ahora? Laportsa se ha declarado desacomplejadamente "independentista", y Benedito se ha alineado en el mismo equipo.

Bartomeu ha dado la nota de humor tratando de colar unas encuestas en las que se mostraba el grado de satisfacción de los socios del Barça con su trabajo. ¿Quién es Observatorio Blaugrana?" ha preguntado Beneditio. "Una empresa que trabaja para el club". Ah, bueno.

Sobre la Acción de Responsabilidad Civil contra Laporta y su junta Benedito ha dicho que "es el gran error de esta junta, incluido Freixa". Y Freixa ha justificado su decisión, especialmente su voto favotable en la polémica asamblea en la que se aprovó la acción: "los directivos del Barça han de ser responsables de su gestión. Yo intenté arreglarlo y en las dos partes encontré poca voluntad de buscar una solución. Que lo decida la Asamblea. Yo votaré en contra".

"Yo no hago política, hago país"

Bartomeu ha respondido a la condición de independentistas del Laporta y Benedito: "Yo no hago política, el club hace país". Y sobre la acción civil contra Laporta ha insistido en que "queremos una sentencia que diga que la junta que pierda dinero lo ponga", dejando claro que existe un seguro de 25 millones que cubre buena parte de la cantidad reclamada a los directivos de Laporta.

Y Laporta se ha vengado recordando otra vez que "Bartomeu y Rosell están procesados por corrupción". Al final, Freixa ha dejado claro que su caballo de batalla es la censura a Bartomeu por presidencialista, de forma que así queda liberado de responsabilidades durante su etapa de directivo mindundi sin voz ni voto en el Barça. Benedito ha presumido de que hace cinco años "me comprometí a no hacer oposición y he cumplido por el bien del Barça". Y Laporta, que ha hablado poco o nada de Johan Cruyff - ¡qué raro!- se ha despedido recordando que "recuperaré La Masía, los jugadores estarán a gusto y Messi feliz. Además, UNICEF continuará en la camiseta".  Y Bartomeu feliz al final de un debate en el que sólo podía perder votos y no sólo no los ha perdido sino que ha gaado más: después del año del triplete hay que seguir siendo el club número uno del mundo. Soy persona de trabajar y de convencer más que de vencer. En estos últimos años hemos hecho una gran tarea".

No queda claro quién ha ganado el primer, último y único debate. Lo que es seguro es que Bartomeu no lo ha perdido.


Deja tu Comentario