2014-01-27 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

Bartomeu se carga a Toni Freixa como portavoz del Barça



Joan Tubau

Josep Maria Bartomeu ha decidido cesar a Toni Freixa como portavoz de la junta directiva del FC Barcelona, aunque continuará desempeñando sus funciones de secretario. Freixa será sustituido por Manel Arroyo, un directivo vinculado a Dorna con buenas relaciones con los medios de comunicación. El estilo chulesco con los medios de Toni Freixa dejará paso a una nueva manera de relacionarse con los medios de comunicación.



También se espera que se produzca algún cambio de cartera. Por ejemplo el directivo Jordi Mestre, hasta ahora la frente de la cantera del club, sustituirá al propio Bartomeu como responsable de la parcela deportiva, queda por saber si en calidad de vicepresidente o de directivo. Es un dato importante. El que sea nombrado vicepresidente primero sería el encargado de relevar a Bartomeu en la presidencia del club en caso de dimisión de éste. Lo que parece seguro es que ni Vilarrubí, ni Faus ni Cardoner accederán a esa posición para evitar la guerra de egos que les enfrenta en sus respectivos intereses de liderar la candidatura continuista del futuro.

Y los cambios pueden extenderse al capítulo de ejecutivos, en donde una serie de asesores personales de Sandro Rosell, como Juan José Castillo y el numeroso personal que cuelga de él, podrían saltar de la nómina del club. Todos los que están en nómina en el club en calidad de "asesores presidenciales" tienen su futuro comprometido. Queda por saber también si Joan Carles Raventós seguirá al frente de las secciones o saldrá del club para reanudar su colaboración profesional con los negocios de Sandro Rosell. El cambio de Freixa por Arroyo pretende ofrecer una imagen del Barça menos tensa que la que se reflejaba hasta ahora. Cada comparecencia de Freixa ante los medios de comunicación se desarrollaba en un clima tenso, como un pulso, un combate en el que tenía que haber un vencedor y un vencido. Además, la impresentable actitud de Freixa en la penultima rueda de prensa, en la que abortó las preguntas de los periodistas lanzándoles provocadoras risitas, confirma que no está preparado para este cargo. Bartomeu espera del nuevo portavoz que la relación con la prensa se normalice después del periodo de tensión que ha supuesto la etapa Freixa.


Deja tu Comentario