2014-05-12 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

Benedito le da una lección de presidencia a Bartomeu



Pedro Riaño

El lapsus -vamos a dejarlo en lapsus- de Josep Maria Bartomeu adquiere mayor relevancia si tenemos en cuenta que las secciones del club fueron su responsabilidad cuando entró en el FC Barcelona de la mano de Joan Laporta y como hombre de Sandro Rosell. La presidencia del FC Barcelona exige de una servidumbre que no se puede evitar. No se puede ejercer la presidencia a tiempo parcial. O se está o no se está. Y cuando hay un título importante que celebrar, ahí hay que estar. Y Bartomeu no estaba.



No dudo de que Bartomeu tendrá alguna coartada, la agenda del presidente del FC Barcelona debe estar repleta de obligaciones que exigen su presencia. Pero el presidente no puede escaquearse en el momento en que atletas de elite del club reciben el reconocimiento al trabajo realizado a lo largo de toda la temporada. ¿Está el presidente? Se preguntaban los jugadores. Pues no, no está. Ni se le espera. Es la mejor manera de transmitir a los campeones que no hace falta que el año que viene repitan una temporada tan excepcional porque al presidente le importan un pimiento sus gestas. El alirón del hockey tenía que estar apuntado en la agenda del presidente en mayúsculas y en rojo. Y todo lo demás, supeditado al acontecimiento. Y si quienes le asesoran le asesoran mal, que cambie de asesores. Se trata de un borrón gravisimo.

El presidente no estaba. Pero el que si estaba, mezclado entre la masa, fue Agustí Benedito, el "jefe de la oposición" que volverá a presentarse a las próximas elecciones, sean cuando sean. Benedito  transmitió a los jugadores que a él, como culé, sí que le importan sus éxitos. Y los celebra. ¿Qué estaría haciendo Bartomeu para esconderse en un momento tan importante? ¿Será para él un "castigo" acudir al Palau para tragarse el muermazo de un partido de hockey?

Seguramente.




Deja tu Comentario