2011-06-29 19:06 FC Barcelona Por: Administrador

Benedito pone nervioso a Sandro Rosell



Unas horas después de liquidar a Bojan Krkic y Paco Martínez de la secretaría técnica por no ser de la cuadra fiel de Rosell, la directiva del FC Barcelona ha filtrado a medios afines  un par de informaciones referidas a Agustí Benedito en las que la imagen de éste no queda bien parada.

La aparición pública de Benedito haciendo balance del primer año de Rosell poco después de haber cuestionado las medidas de recortes económicos en las secciones ha sembrado el pánico en las oficinas del club. Rosell ve en Benedito al gran rival que puede apartarle de la presidencia del FC Barcelona cuando acabe su mandato dentro de cinco años. Y le teme porque está haciendo las cosas bien, tan bien como las hizo él en la sombra cuando trabajó con las penyes durante el mandato de Laporta. Benedito tiene un enorme tirón popular, sabe conectar con el barcelonismo y expresar la realidad del club con las palabras exactas,  tal y como la quiere oír el socio.



Tanto ocupa y preocupa el líder de la oposición que desde la directiva se ha tratado de desactivar el "efecto Benedito" disparando contra su línea de flotación y cuestionando su solvencia económica. Por un lado se ha filtrado que desde las elecciones de hace un año debe dinero a Disseny Verd, propiedad de la hija de su jefe de campaña, Xavier Roig, al que ya liquidó por sus servicios entendiendo con ello que en la minuta iba incluida la aportación de su hija. Y para acabar de redondear la campaña de desprestigio contra Benedito, desde el club se ha filtrado también que debe dinero al FC Barcelona por una serie de servicios derivados de los gastos de cada candidatura durante la campaña electoral.

Benedito, que jamás recibió notificación alguna de dicha deuda, de la que se ha enterado por la prensa -ha vuelto a faltar estilo en el club-, se ha personado inmediatamente en el club y ha saldado el asunto.

Tanto revuelo en torno a la figura del candidato que más votos obtuvo en las elecciones de 2010 después del ganador (8.044, el 14,1% de los votos) sólo puede entenderse como el resultado del temor que produce entre la directiva la posibilidad de que pueda generarse una oposición en el club que fiscalice sus actos y exija la transparencia prometida en asuntos en los que no interesa informar al socio.



A esta directiva le ha salido un grano llamado Benedito. Las filtraciones contra su persona confirman que el ex candidato, que ya ha anunciado su intención de presentarse a las elecciones de 2016, circula en la dirección correcta.


Deja tu Comentario