2014-04-02 20:04 FC Barcelona Por: Administrador

Benedito argumenta su "NO" en el referéndum



Joan Tubau

Sobre la sanción de la FIFA al FC Barcelona por su política de fichajes de jóvenes futbolistas, Agustí Benedito ha dicho: “Tenemos que hacer las cosas de acuerdo con la ley, si esto se confirma, será que hemos hecho mala praxis y no sería la primera vez. No nos lo podemos permitir. Si se confirma, me parece grave. Confío en que se pueda recurrir y se regularice, pues si no sería un revés importante no poder fichar porque se necesitan como mínimo cuatro refuerzos: un portero, un defensa, un medio y un delantero".
Y sobre el referendum que afecta al futuro patrimonial del club ha manifestado que "lo que se votará es dar un cheque en blanco a la directiva, se vota humo. La trascendencia es muy grande y no estamos en condiciones de regalar un cheque en blanco. Tenemos que escoger entre un modelo que nos lleve hacia el del Real Madrid y Florentino u otro".



Benedito ha vuelto a reclamar a Josep Maria Bartomeu que "convoque elecciones porque los estatutos lo legitiman, pero él mismo admitió que la idea nace de Sandro Rosell. Creo que es una votación que debe de crear debate en el contexto de unas elecciones".

El ex candidato a la presidencia del Barça ha denunciado que "de golpe se han acercado al socio con una campaña muy potente y gastándose mucho dinero, sin crear debate, lo que para mí es ocultación de información".

Benedito ha querido abrir los ojos a los socios: "más de 20.000 abonados se verán afectados por las obras, y ellos dicen que ninguno". Considera que "una falta de previsión de este nivel comprometería mucho la economía del club. Pero ellos no lo explican". Y ha añadido que tiene la convicción de que Qatar juega un papel muy importante en el proyecto inmobiliario de esta junta: "Tenemos claro que esta reforma del estadio va estrechamente ligada a los acuerdos con Qatar y tengo mis dudas de que el nombre del estadio, también lo esté. Ha habido ocultación de información". Y ha lamentado que "no hay un proyecto concreto. A mí se me hace imposible definir un presupuesto si no tienes el detalle técnico. Se puede hacer una reforma por 400 millones de euros, pero también por 300 y 200".



 Igualmente, Benedito ha acusado a la directiva actual de falta de rigor: "Primero nos dicen que los tittle rights -nombre del estadio- darán 150 millones y dos semanas después, nos dicen que por este mismo concepto se ingresarán 200". Por otra parte, su equipo de expertos ha estudiado el tema y ha concluido que "el Palau costará un mínimo de 13.000 euros por butaca, con lo que si lo quieren hacer de 10.000, costará 130 millones, no 90 como nos han dicho".

También ha denunciado el coste de la campaña organizada por el club a favor del "sí": "En la búsqueda de este cheque en blanco, se me hace desproporcionada la inversión. Hablan de un 1 millón de euros, pero nuestras valoraciones superan de largo los 2 millones de euros. Me parece en cualquier caso que una campaña propagandística cueste tanto al club es desproporcionado".

Y sobre el nuevo Palau ha añadido: "Hemos detectado un bajísimo rigor en cuanto a datos económicos. Han hecho un ejercicio de improvisación de números, a conveniencia de que se vote 'sí'. Destaco que en su propuesta veréis 'Palau Blaugrana, 90 millones de euros'. Todos sabemos que un Palau de los niveles de calidad que debe tener el Barça, como el O2 de Berlín o Londres, no lo puedes hacer por menos de 13.000 euros el asiento. Como mínimo, serían 13 millones de euros, e insisten en 90 millones".

 

 

 

 



Deja tu Comentario