2016-01-04 10:01 Real Madrid Por: Administrador

Benítez cava su sentencia sin James ni Isco



Rafa Benítez firmó ayer una de las sentencias de muerte más evidentes de la historia. En uno de los partidos más difíciles del año, decidió dejar en el banquillo a Isco y a James Rodríguez. Los dos jugadores con más talento de la plantilla, descartados para jugar contra el Valencia. Salvo una primera hora brillante guiada por la BBC, el equipo blanco estuvo sin ideas ni imaginación en ataque. Normal sin James ni Isco, las luces que alumbran el juego del Madrid.
Es de entender que el entrenador blanco, que no tiene las más mínima simpatía por el jugador colombiano, lo dejara en el banquillo teniendo en cuenta el último incidente con el coche a 200km/h, un incidente que está en manos de la policia. Sin embargo, Isco lleva sin jugar ni un minuto en los tres últimos encuentros. La afición puede aguantar que el equipo no gane siempre, pero no puede permitir ver como los jugadores con más calidad del equipo se quedan sentados en el banquillo mientras el equipo no es capaz de jugar bien ni crear ocasiones.
Además, Florentino no es nada amigo de ver a sus estrellas en el banquillo, consciente del valor que pueden perder en un futurible traspaso.
 

Deja tu Comentario