2015-07-23 23:07 FC Barcelona Por: Administrador

Benítez ya le come en la mano a Cristiano Ronaldo



Fede Peris

Lo ha enviado al carajo. Le ha gritado delante de todos algo así como que le tiene manía a los portugueses. Se ha encarado con el segundo entrenador. Siempre por motivos infantiles, anecdóticos, intrascendentes. Detrás del comportamiento de Cristiano Ronaldo en los primeros entrenamientos de la temporada con Rafa Benítez se esconde una estrategia que no pretende más que dejar sentado que el que manda ahí es él por muchos galones que le haya concedido Florentino Pérez cuando le fichó.



Cristiano Ronaldo estaba feliz con Ancelotti. La BBC era intocable y a él ya le gustaba ese sistema de juego. Por eso se enfadó, y mucho, cuando se enteró de que el Real Madrid había sustituido a su entrenador/amigo. Y por eso recibió de uñas a Rafa Benítez, de quien tenía pésimas referencias de quien le habían dicho que quería colocarle de delantero centro para situar por la izquierda, su izquierdam a Gareth Bale. El bueno de Benítez simplemente quería solucionar el problema del Real Madrid del año pasado, que acabó en blanco en las tres grandes competiciones. Y ha pensado que colocando a Bale en la izquierda y a Cristiano en el centro, desalojando del equipo titular a Benzema, tendría mucho ganado.

Con lo que no contaba es con que a Cristiano Ronaldo los arreglos tácticos para mejorar el juego del equipo le dan igual. Él quiere seguir jugando por la izquierda porque considera que así puede aprovechar mejor su velocidad para marcar goles y mantener las estadísticas ofensivas que ha lucido en los últimos años. Y para salvar su pellejo, para conservar sus privilegios en el equipo y para dejar sentado que quien manda ahí es él, ha montado una semana de numeritos con enfados y pataletas que han alcanzado su momento culminante cuando Benítez no le ha designado como mejor jugador del mundo y único número uno. "Es de los mejores", dijo ayer. "Es el mejor del mundo", ha dicho hoy. Es evidente que algo muy serio le ha obligado a cambiar de opinión.

Cristiano le ha ganado la batalla a Rafa Benítez, que parece haber agachado la cabeza y claudicado sometiéndose a la ley del más fuerte, que en el Real Madrid es la de Cristiano Ronaldo, que seguirá disfrutando de sus privilegios. De lo contrario siempre queda el recurso de amenazar con una huida. Para el Barça que mande Cristiano Ronaldo siempre es bueno. Ya lo vimos la pasada temporada. Muchos goles y cero títulos.




Deja tu Comentario