2014-06-10 12:06 Real Madrid Por: Administrador

Benzema y Luis Suárez no son incompatibles



Carlos Muñiz

Aunque diversos medios madrileños cuestionan el futuro blanco de Karim Benzema si Luis Suárez acaba fichando por el Real Madrid, lo cierto es que la llegada del uruguayo en ningún caso significaría el descarte del jugador francés, que, además, renovará el contrato que le une al Real Madrid en cuanto acabe el Mundial.



Suárez llegaría al Real Madrid para ocupar la plaza que deja vacante Morata en la plantilla. La temporada es muy larga, el Real Madrid afronta este año el reto de intentar ganar seis competiciones (Liga, Copa, Champions League, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de clubs) y es necesaria una plantilla amplia y competitiva. Cierto que en un once titular no cabrán a la vez Benzema y Suárez, pero habrá partidos suficientes para que cada uno demuestre su calidad. También irá bien el uruguayo para cubrir posibles ausencias por lesión sin que la fiabilidad del equipo se resienta.

Por otro lado, el hecho de que Benzema fuera uno de los primeros fichajes de Florentino Pérez en su segunda etapa, le permite mirar el futuro blanco con optimismo. Ancelotti, por su parte, está convencido de que Suárez y Benzema pueden formar un tándem perfecto en su plantilla por las evidentes diferencias que muestran en su juego y que les convierten en complementarios. Benzema es frío y calculador. Suárez, caliente y temperamental. Será bueno para el entrenador poder elegir antes de cada partido el tipo de delantero centro que más le conviene.

Es cierto que Benzema no ha ofrecido este año los números que se esperan del delantero centro del Real Madrid. Tan cierto como que al lado tiene a Cristiano Ronaldo y Bale y que tan importante es marcar goles como abrir espacios y llevarse a los defensas para que el portugués o el galés puedan aprovecharse de sus pasillos. Por otro lado, su potencia física, que le permite chocar con las defensas contrarias, alivian de trabajo a Cristiano Ronaldo, que puede ahorrarse esa faceta del juego basada en el contacto. Benzema sólo ha anotado 17 goles en 37 partidos de Liga. Puede parecer poco. Pero si sus guarismos hubieran sido más altos, posiblemente los de Cristiano Ronaldo habrían sido más modestos.



El jugador portugués es consciente de las ventajas que aporta a su juego la alineación de Benzema a su lado, por eso ha dejado muy claro al cuerpo técnico que necesita al francés junto a él, que fichen a quien quieran, pero que no suelten a Karim, un jugador que se ha revelado como perfecto para que el portugués alcance su mejor nivel. No en vano, la BBC también basa parte de sus éxitos en la B de Benzema.
 

 


Deja tu Comentario