2016-12-05 20:12 Real Madrid Por: Administrador

El Bernabéu aún espera que Messi pida disculpas



El Clásico es un partido cargado de tensión y de nervios. Los jugadores son los primeros que viven a flor de piel el partido, y es por eso que en los últimos años jugadores de ambos equipos han dejado acciones nada agradables de las que no hay que mostrarse orgulloso para el bien del fútbol, de los clubes y de la deportividad. En el pasado choque en el Camp Nou quien se equivocó fue Dani Carvajal, pero con humildad y arrepentimiento dio la vuelta a la tortilla, y de pasó dejó en evidencia a Messi, que parece no haber crecido con estos valores. El lateral merengue, increpado por la afición culé al celebrar el gol de Ramos al filo del final del encuentro, se equivocó y dedicó una peineta a los asistentes barcelonistas. Un gesto del que no tardó en arrepentirse, según quiso rectificar en las redes sociales, donde pidió disculpas al rival, pero también a los suyos.

El balonazo del Messi desatado en la 2010-11

El caso es que este ejercicio de autocrítica todavía lo tiene pendiente Leo Messi desde hace más de cinco años. En la temporada 2010-11, ya en el tiempo de descuento y con el Clásico con 1-1, al argentino se le cruzaron los cables en el Bernabéu y agredió a varios aficionados lanzándoles un zurdazo directamente desde el campo sin ningún motivo. A pesar de que el gesto del culé fue bastante más grave, lo cierto es que ni viendo las imágenes fue capaz de rectificar. Es ahí donde la diferencia entre los valores que se inculcan en Valdebebas y los que se aprenden en la Masia culé se ve más claramente que nunca. El Bernabéu todavía espera la disculpa de Messi.

Deja tu Comentario