2013-09-19 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

Brasil vuelve a denunciar 'chanchullos' de la empresa de Rosell



Alianto, la empresa de marketing del presidente del Barcelona, que está siendo investigada en Brasil, tenía participaciones en el futbol del país sudamericano más allá de asuntos puntuales. Documentos oficiales revelan que la empresa de Rosell mantenía también contratos con la Confederación brasileña de fútbol playa.

Cabe recordar que Alianto es sospechosa de haber sido contratada sin licitación por el gobierno del Distrito Federal con el gobernador José Robreto Arruda al mando, para organizar el amistoso entre Brasil y Portugal en 2008. Alianto, que nunca había organizado ningún amistoso, recibió una considerable cantidad para que el amistoso fuera una realidad.



El Ministerio Público del Brasil abrió investigaciones y el Tribunal de Cuentas pasó a investigar el caso. Aun así, Rosell, casualmente amigo íntimo del ex presidente de la Federación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, garantizó hace dos semanas que no existe ningún caso contra él en la justicia brasileña.

A pesar de las palabras del mandatario azulgrana, ha salido a la luz un documento que revela que Alianto no se limitó a gestionar el amistoso entre Brasil y Portugal. El documento es un escrito judicial redactado el 12 de setiembre de este mismo año por el Tribunal de Justicia de São Paulo que afirma que la federación brasileña fue condenada a pagar a Alianto por servicios prestados. En ningún caso se explica el valor de la deuda, ni el motivo, aunque si revela que la empresa de marketing de Sandro Rosell mantuvo contactos con otras federaciones del futbol brasileño, concretamente con la de futbol playa.

El estado de Brasil reveló hace un mes que Rosell y Teixeira mantenían una estrecha colaboración en diversos asuntos, entre ellos el desvío de dinero de amistosos de la selección brasileña. De hecho, una empresa de Rosell también ayudó al brasileño a hacer su petición de residencia en Andorra. El caso es que, casualmente, el mismo Teixeira  fue el encargado del futbol playa de la FIFA durante los años que estuvo en el comité ejecutivo de la entidad.



Parece que las coincidencias entre Teixeiria i Rosell siguen si se tiene en cuenta que el Barcelona tiene una sección de futbol playa que sólo existe para jugar un torneo que se disputa en Brasil. Según el documento oficial, Rosell tiene relación con la federación de futbol playa brasileña, hecho que lo convierte todo en un misterio difícil de resolver, pero que nos indica que el presidente del Barça sigue sin decir toda la verdad sobre sus turbulentos negocios. De momento, lo que es seguro es que el origen de la misteriosa sección de fútbol playa del FC Barcelona está en la empresa de Rosell y los intereses que tiene en Brasi, algo que está reñido con la presidencia del FC Barcelona.


Deja tu Comentario