2014-07-02 16:07 FC Barcelona Por: Administrador

¿Cadena perpetua para Matuidi?



Joan Tubau

La FIFA ha tratado como un delincuente a Luis Suárez por su acción sobre Giorgio Chielini, una acción merecedora de sanción, pero que en ningún caso convierte a Suárez en un delincuente. Y como delincuente le ha tratado la FIFA expulsándole de la concentración de Uruguay como si fuera un apestado, prohibiéndole jugar a fútbol durante cuatro meses, imponiéndole un castigo de nueve partidos con Uruguay y prohibiéndole la entrada en recintos deportivos.

Es decir, Luis Suárez es para la FIFA poco menos que un delincuente. El francés Blaise Matuidi ha tenido más suerte. Le rompió la tibia y el peroné a Onazi en el transcurso del Nigeria-Francia en una entrada alevosa e innecesaria en el centro del campo pisándole el tobillo con saña. Matuidi podrá jugar el próximo partido con Francia y los que vengan detrás. No descansará cuatro meses, seguirá en el hotel de concentración de la selección gala y podrá entrar en los recintos deportivos que le apetezcan. Mientras tanto, Onazi será operado e iniciará un largo periodo de recuperación con el recuerdo de una acción salvaje que no vio más castigo que la tarjeta amarilla. Es la hipocresía de la FIFA y su manera de velar por el juego limpio.

Si lo que hizo Suárez merece 9 partidos, cuatro meses de castigo y alejamiento del deporte, ¿qué pena habría que imponerle a Matuidi ¿Cadena perpetua?



Nada. La FIFA persigue los mordiscos, pero permite la violencia indiscriminada causante de daño. La FIFA ya ha anunciado que no actuará de oficio para analizar la jugada. Por lo visto, ya trabajaron demasiado los miembros de la FIFA estudiando el caso de Luis Suárez. Ahora toca descansar

 

 





Deja tu Comentario