2011-03-13 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

Carles Puyol: diagnóstico reservado



 

Según el diagnóstico realizado por el jefe médico del FC Barcelona, Ramón Cugat, Puyol sufre una tendinopatía en el vasto exterior de la rodilla izquierda. El doctor Cugat quiso ser precavido y no se atrevió a decir cuándo podría estar de vuelta de central del Barça ya que "estas lesiones tienen mala sombra, lo mismo lo arreglas en una semana, en dos, o el tema es aún más largo y costoso”. "Yo firmaría tenerlo sólo de baja dos semanas, pero hay que tener paciencia, mirarlo día a día y ver cómo va mejorando con un tratamiento conservador de fisioterapia y estiramientos", explicó el especialista. Pero, ¿en qué consiste un tratamiento conservador y porqué no se atreven a diagnosticar algo claro?



La respuesta es muy básica, casi banal, y es que no se puede. El vasto externo es un músculo que va desde la parte superior del fémur hasta la rótula, insertándose mediante un tendón a la vez en rótula, tibia y peroné y que hacemos servir cuando caminamos, corremos o chutamos un balón por ejemplo, obviando la cantidad de movimientos que influyen en el uso de esta parte del cuerpo. A la larga y a base de usarlo mucho y con una alta intensidad, el tendón se resiente y se puede producir una tendinopatía, que es la afectación de un tendón, ya sea por inflamación (tendinitis) o microroturas (tendinosis) de este que se traducen en dolor, rigidez y pérdida de funcionalidad. El caso de Puyol es una tendinitis.

Los estudios médicos indican que esta es una lesión muy frecuente en personas que acostumbran a realizar continuamente un mismo movimiento de forma repetitiva.
Este tipo de lesión debe curarse bien, y sólo existen dos tipos de tratamientos para eliminar el problema. Uno es operando, algo descartado de momento por el equipo médico del Barça.La otra es siguiendo un “tratamiento conservador”. Este consiste en tomas de antiinflamatorios acompañadas de sesiones fisioterapéuticas que incluyen crioterapia (tratamiento con hielo aplicado a la zona afectada), estiramientos para evitar la rigidez (tener la zona paralizada hace que la zona se endurezca y produzca todavía más dolor), además de otros tratamientos propios de la fisioterapia, sin olvidar el reposo necesario para recuperar la zona afectada (incluso usando muletas al andar para no cargar la zona afectada). Todo ello ayuda a bajar la inflamación y la regeneración del tejido, el tiempo de lo cual depende del metabolismo de cada ser humano y, sobre todo, del grado de afectación.

En el caso de que no se recupere bien, podría darse el caso de convertirse en algo crónico, que podría obligar, en este caso, a Carles Puyol a dejar el fútbol. Es por todo ello que no se puede hacer un diagnóstico definitivo para este tipo de dolencia, porque se debe esperar a que la inflamación desaparezca, algo que depende de muchos factores externos. Es una lesión muy molesta y el tipo de tratamiento hace que por ahora sea imposible predecir cuándo reaparecerá Puyol y que el tiempo de recuperación por el momento sea una incógnita.




Deja tu Comentario