2012-01-26 01:01 FC Barcelona Por: Administrador

Casillas: ¿capitán o cabo chusquero?



Ya sería mucho pedir que los jugadores del Real Madrid tomaran ejemplo de los del Barcelona y felicitaran a su contrincante cuando éste les gana. Parece ser que pedir en este Real Madrid educación, señorío, fair play y deportividad no es posible. No existe. Las manzanas se van pudriendo y hasta Iker Casillas, el símbolo de España, se nos ha caído al suelo después del numerito que ha montado en el túnel de vestuarios, cuando le gritó al árbitro:"Teixeira, vete con ellos de fiesta. Vete a celebrarlo, tanta polla y tanta mierda". Esto lo dijo después de encararse con unos aficionados. Y no pasará nada. Porque cuando las fechorías parten del Real Madrid nunca pasa nada. Y si no, que se lo pregunten a Pepe.

El árbitro no perjudicó al Real Madrid más que al Barcelona. En el gol anulado a Sergio Ramos existe una falta previa clarísima sobre Alves, y ese mismo árbitro quizá tendría que irse de fiesta con los madridistas porque también se comió un penalty de Pepe a Alexis en el área blanca y perdonó la expulsión a Lass, a Pepe y a Sergio Ramos, que ya ni debió llegar al descanso.



Empieza a aburrir la cantinela de malos perdedores que entonan Casillas y sus amigos cada vez que quedan en evidencia ante el Barcelona. Y aburre, y mucho, ver a once señores vestidos de blanco protestándolo todo porque sí, sin ton ni son, porque les han dicho que hay que protestar. Antes era que los del Barça hacían cuento. Ahora callan después de que las cámaras desenmascararan a Pepe en el partido de ida. Ahora otra vez el árbitro. ¿Será posible que el Madrid pierda alguna vez porque el rival sea mejor? ¿Será posible que el Madrid se olvide de buscar excusas para justificar sus propias miserias? ¿Será posible algún día que el Madrid felicite a un rival que ha sido superior? Si el entrenador no sabe enseñarles educación, que contraten a un especialista, que el presupuesto da para eso y para mucho más.

Casillas hoy ha dado pena. Como su entrenador y un buen puñado de sus compañeros.


Deja tu Comentario