2012-10-27 12:10 FC Barcelona Por: Administrador

Casillas evidencia su ruptura con Mourinho y sus ideas



Después de aquella lejana llamada que Casillas le hizo a Xavi para limar asperezas después de la tanda de cuatro cásicos de 2011 y del doble enfrentamiento de la Supercopa del dedazo, como será recordada por los siglos de los siglos; después de que Sergio Ramos se le rebelara vistiendo una camiseta de Mesut Özil debajo de la suya como muestra de apoyo; después de no celebrar los goles de Cristiano Ronaldo; la filtración de los votos de Iker Casillas por el Balón de Oro (Ramo, Cristiano y Xavi, por este orden), y después de la campaña encarnizada que lleva a cabo José Mourinho para que Cristiano se lleve el Balón de Oro, Iker Casillas ha querido agravar un poco más la situación de crispación del Real Madrid.

Ocurrió ayer después de la entrega del premio Príncipe de Asturias que recibieron el capitán madridista y Xavi, cuando realizaron las pertinentes declaraciones.



El guardameta blanco, no sólo no se refirió a su equipo en ningún momento sino que encima subrayó en varias ocasiones la amistad que le une al catalán, sobre la que nunca caerá la tiranía de nadie, por muy entrenador y portugués que sea. "Es diferente. Los dos somos temperamentales pero eso ahí se queda. No era lógico trasladar esos enfrentamientos a la selección donde representamos también a muchos españoles", comentó el cancerbero, calificando así los deseos de su entrenador, que siempre quiso mantener el mal ambiente entre barcelonistas y madridistas, ya sea por su rabia hacia el FC Barcelona o por sus intenciones de romper el ambiente de la "Roja". A Casillas le espera una buena en el vestuario, y es que al luso no le habrán gustado nada las declaraciones del capitán de su equipo, al que hace días que quiere quitar el brazalete, siguiendo la línea del trato que reciben los miembros forjados en el seno de la casa blanca.


Deja tu Comentario