2015-06-22 19:06 Real Madrid Por: Administrador

Casillas, Ramos y Cristiano, enfrentados con Florentino



Ximo Puerta

A la directiva del Real Madrid, y más concretamente a Florentino Pérez, se le acumulan los problemas. En las últimas semanas, varios hechos han provocado que la relación del presidente con tres de los pesos pesados del equipo se haya deteriorado mucho. El cuerpo técnico y los aficionados sufren, conscientes que si no se enderezan dichas situaciones podría producirse en las próximas horas alguna baja revolucionaria. Veremos si es capaz de recuperar el rumbo el Real Madrid.



El primer enfrentamiento lo tiene Pérez con Iker Casillas. Es sabido que el guardameta está muy contrariado con el comportamiento de los directivos del Real Madrid, pues el asunto viene alargándose desde que no se le defendiera en los tiempos de José Mourinho. Iker pasó a sentirse a partir de entonces como un desprotegido. Y este verano la situación todavía se ha agravado más ya que Casillas se teme que David De Gea es la opción número uno para ser el meta titular de Benítez. Florentino lo quiere de tercer portero o le recomienda marcharse, algo que para el capitán es una falta de respeto a los servicios prestados.

El segundo frente que tiene abierto Florentino es el de Sergio Ramos, con el que no consigue llegar a un acuerdo para renovar su contrato. El andaluz se esperaba que los que mandan en el Santiago Bernabéu le ofrecieran desde el principio una mejora contractual notable, pero éste no ha sido el caso, y el central interpreta que para el presidente hay otros muchos futbolistas de la plantilla que le superan en importancia y trascendencia.

Y el tercer y último problema es Cristiano Ronaldo. El portugués está muy molesto con el presidente por varias razones. La primera fue que no se le defendiese después de la fiesta de cumpleaños que montó el día siguiente de perder ante el Atlético, y que generó un gran revuelo entre la opinión pública. También siente el portugués que desde la institución no se tiene demasiado en cuenta su opinión, pues él fue uno de los jugadores que pidió la continuidad de Carlo Ancelotti. Y para colmo Ronaldo está muy disgustado con el trato que están recibiendo Casillas y Ramos, con quienes mantiene una gran relación. 




Deja tu Comentario