2013-06-26 19:06 Real Madrid Por: Administrador

Casillas se sincera y habla tras la marcha de Mou



Iker no se esconde a la hora de reflejar que no ha estado bien anímicamente en todo este tiempo, en el que Mourinho decidió quitarle de la portería después de que se lesionara, a pesar de que se recuperó para el final de la temporada. "He recuperado la felicidad. Uno no está habituado a vivir de un lado que nunca había visto. No era fácil, pero después de romper el hielo, soy otro Iker Casillas", asegura.

Todo ello después de lo que parece haber sido una pesadilla. "He llorado, he sufrido, lo he pasado mal, he tenido noches de dormir poco y mal. Soy madridista de alma, y por encima de todos, de mí, de entrenadores, de presidentes, de directores deportivos, está el club", explica. ¿Mensaje para el portugués?.



Iker quiso acordarse mucho de Vicente del Bosque y de sus compañeros en todo este tiempo de espera para tener una oportunidad. "Mucha gente me ayudó a atravesar una situación que nunca me había pasado: lesionarme. Después, yo siempre intento ser respetuoso. Está claro que cuando uno no juega, tiene que asimilarlo, trabajar, esperar y aguantar. No pasa nada. Yo sabía que si no formaba parte de mi club iba a ser difícil el volver a la Selección, pero Vicente siempre estuvo muy encima de cómo iba mi mano. Por suerte ha evolucionado fenomenal".

Por otro lado, no tiene reparos en hablar del futuro. ¿Qué pasará con Ancelotti? "A mí me encantaría retirarme en el Real Madrid, pero no voy a poner ningún impedimento si el día de mañana un entrenador no cuenta conmigo. Ahí uno miraría para otro lado, pero insisto: mi objetivo es el Real. Este club me ha dado todo, hasta el vestir este polo de la selección que llevo ahora". Que nadie piense, pues, que los días de Iker en el Madrid están contados.

Hablando ya sobre la Copa Confederaciones, Casillas avisa sobre lo que puede pasar en un futuro no muy lejano e insta a todos a pensar en lo que ha conseguido la Selección: "Si España no llega a la final, los críticos van a empezar a afirmar que no somos los de antes, y si se gana, será lo habitual. Es una presión que nos hemos creado nosotros mismos en estos últimos años, pero sabemos que tenemos que seguir disfrutando. Este es un equipo que no se cansa de jugar, de querer ganar. Creo que hoy somos la primera potencia, pero algún día nos va a costar volver a ilusionar otra vez", dijo.




Deja tu Comentario