2013-03-21 19:03 FC Barcelona Por: Administrador

¿Casillas y Sergio Ramos al Barça? ¡No lo descarten!



Jose Mourinho se ha tomado sus diferencias con Íker Casillas y Sergio Ramos como una batalla personal en toda regla. Y a Mourinho no le gusta perder ni jugando al parchís. Le sobran recursos maquiavélicos para encontrar el camino del triunfo aplastante, pero no se precipita y juega sus cartas. Sabe que el madridismo más radical está de su parte, sabe que Florentino Pérez no lo tendrá fácil para preparar una sucesión con garantías y va a forzar el tema de su continuidad hasta el último momento. Ya se encargará él de airear las numerosas ofertas que le van a llegar en las próximas semanas. Y no negará nada. Le interesa generar un estado de alarma social que le permita seguir en el Real Madrid bajo sus condiciones: la primera, quiere ver fuera del club a Casillas y Sergio Ramos. Le han planteado una batalla y quiere demostrarles que la han perdido.

Con Casillas ya intentó Mourinho hacer ver al mundo que Adán es tan bueno como él. Ahora, las actuaciones de Diego López y la edad del mito madridista pueden hacer el resto. Con Sergio Ramos, tres cuartos de lo mismo, la irrupción de Varane le ha venido como caída del cielo. Ahora mismo parece que Florentino Pérez y el madridismo de forma mayoritaria se decantan por el técnico antes que por los dos jugadores españoles. Y si Casillas y Sergio Ramos tienen que abandonar el Real Madrid, ¿a dónde van a ir?



Pues al Barcelona, por ejemplo. Ambos serían recibidos con los brazos abiertos. El portero cubriría la vacante que dejará Víctor Valdés, su suplente en la selección, y Ramos vendría a coger el relevo de Carles Puyol, ya en la recta final de su carrera. Por supuesto que se trata de una posibilidad muy remota. Ni el Real Madrid está interesado en reforzar al Barcelona ni los propios jugadores tienen intención de abandonar el club de sus amores. Pero Mourinho es capaz de hacer milagros y ésta, la marcha de Casillas y Ramos, será una de las condiciones que imponga si quieren seguir viéndole en el banquillo del Bernabéu. Y si se llega a esta situación límite, estando Mourinho por medio nada es descartable. Incluso algo tan enrevesado como ver a Casillas y Ramos vestidos de blaugrana. Ambos gustan en el cuerpo técnico barcelonista, ambos tienen muchos amigos en la plantilla blaugrana. Encajarían sin problemas... gracias a Mourinho. El Barça, una vez más, confía en las dotes de Mourinho para hacer milagros.


Deja tu Comentario