2017-02-03 09:02 FC Barcelona Por: Administrador

El Celta le pondrá la alfombra roja al Real Madrid en LaLiga



Alfredo Vidal El empate a cero que anoche se dio en el Celta-Alavés en Balaídos, la otra semifinal de la Copa del Rey, ha disparado las alarmas en el club gallego, que se ha marcado como objetivo prioritario para esta temporada alcanzar la final de la Copa del Rey, presumiblemente ante el FC Barcelona. Por eso el partido de LaLiga que el próximo domingo enfrenta al Celta con el Real Madrid en Balaídos llega en el momento más inoportuno para el Barcelona, necesitado de algún pinchazo del Real Madrid para volver a depender de sí mismo en su objetivo de revalidar el titulo de Liga conseguido las dos últimas temporadas.

El Celta tira el partido ante el Real Madrid

El Celta va a concentrar sus esfuerzos en la competición copera. No hay lugar para la duda. Entre arañar algún punto más en LaLiga y plantarse en la final de Copa la apuesta es por la segunda opción. Eliminar al Alavés le dejaría a 90 minutos de un título, y su entrenador, Eduardo Berizzo, ya ha mostrado sus cartas y ha admitido que el Real Madrid podrá pasearse tranquilamente por Balaídos el domingo porque no encontrará oposición. El Celta saldrá a jugar con su equipo B, reservando a sus mejores hombres para intentar conseguir el Vitoria el pase a la final de Copa la próxima semana. El técnico céltiña no ha escondido sus intenciones:  "Evaluaremos el cansancio del equipo, pero para nosotros es prioritario el partido del miércoles, así que el sábado haremos rotaciones". Es decir, que si el Barça esperaba un tropiezo del Real Madrid en Vigo, ya puede empezar a despedirse de la idea y esperar a una mejor ocasión. El equipo de Zidane no encontrará oposición en Balaídos. La próxima oportunidad de reducir distancias será con la visita del Real Madrid a Valencia en el partido que quedó aplazado en la competición por el Mundialito de clubs que disputó el Real Madrid en diciembre.

Deja tu Comentario