2011-10-23 21:10 FC Barcelona Por: Administrador

Cesc acusa a Kanouté de mentiroso



Es curioso que Frederic Kanouté hable de provocaciones. Sorprende que quien se acercó al punto de penalty instantes antes de que Leo Messi se dispusiera a lanzarlo para moverle el balón buscando ponerle nervioso, hable ahora de provocación. ¿Quién fue el que lió la tangana? ¿Dónde está el origen del conflicto? No es un problema de color en la piel, sino de deportividad. Y Kanouté demostró en ese lance que no entiende de fair play, tratando con malas artes de ejercer una influencia negativa en el lanzamiento del penalty. Es probable que Cesc le dijera algo. Seguramente. Pero si sucio es tratar de poner nervioso a Messi antes de lanzar la pena máxima, más lo es todavía escudarse en el racismo para justificar su comportamiento totalmente antideportivo. Cierto es que Kabnouté no ha dicho nunca que Cesc le ofendió con insultos racistas, pero no ha acallado a quienes en su nombre sostienen esa teoría. Lo que queda es su feo gesto con Messi y su agresón a Cesc, a quien zarandeó, agarró y agredió vilmente. Eso lo vio todo el mundo. Lo otro, lo que supuestamente le dijo Fàbregas se convierte en su palabra contra la del balugrana. Y teniendo en cuenta el comportamiento de Kanouté, resulta más que razonable dudar de su palabra.

Sucede que sabiendo cómo se las gasta el Comité de Competición, Kanouté y el Sevilla han encontrado una vía para convertir al agresor Kanouté en víctima. Una historia que no es nueva en el Camp Nou.



Kanouté pide perdón

Esta tarde, en su cuenta de twitter, Kanouté se ha disculpado:  "Siento mucho lo ocurrido ayer, no fue ejemplar. No obstante hubo provocación e insulto, ya sabéis. No le deis mas vueltas. Gracias". Luego ha dicho que tanto su comportamiento como el de Cesc no fue nada edificante. Lo que no ha indicado es en qué consistió el insulto, no vaya a ser que la teoría del racismo pueda quedar en evidencia. En lo que tiene razón es en lo de que hubo provocación. Si él no hubiera provocado, no habría pasado. Quería jalñeo y lo tuvo.

Cesc lo desmiente con rotundidad



Utilizando el mismo medio, Cesc Fàbregas ha respondido con contundencia:  "Quiero desmentir claramente que haya hecho algún tipo de insulto racista hacia algun jugador del Sevilla. Toda la vida he jugado con gente de todo el mundo y todas las religiones, comparto vestuario con un jugador malí, llevo un tatuaje árabe, y mi pareja es libanesa. No hay muestras más evidentes de que no tiene sentido (el rumor). Ahora a pensar en el Granada que es lo que toca. Un abrazo". Más claro, el agua. Quien es capaz de comportarse como un tuercebotas en el campo carece de credibilidad para acusar a los demás de lo que no son.

 


Deja tu Comentario