2016-05-13 15:05 Real Madrid Por: Administrador

Cesc Fàbregas se gana el título de "non grato" en el Barça



Fede Peris Algo pasa con Cesc Fàbregas. El chico no pasa por un buen momento después de su temporada desastrosa con el Chelsea. Ahora le ha dado por ningunear al Barça. La cosa empezó cuando le pidieron que eligiera al mejor entrenador de su carrera y se decantó por Wenger y Mourinho, pasando a Pep Guardiola y Tito Vilanova. Luego le pidieron que eligiera al mejor centrocampista con el que ha coincidido. Y eligió a Flamini (?) y Gilberto (?) -¿han empatado contra alguien?- aduciendo que lo de Xavi e Iniesta no era fútbol real y que a él le gusta el fútbol real. Ahora le han preguntado por las posibilidades de volver a jugar en la Liga BBVA y ha respondido que "¿por qué no?", aunque ha querido dejar bien claro que nunca volvería al Barça: "eso es imposible", dejando abierta la puerta del Real Madrid. Con la actitud que viene mostrando en las últimas semanas Cesc Fàbregas ha abierto los ojos a quienes todavía querían ver en él un atisbo de barcelonismo. Formado en las categorías inferiores del club, huyó de forma lamentable cuando a los 16 años el club podía empezar a sacarle provecho a la inversión realizada con él en los equipos inferiores.

Cesc sobraba en el Barça

Luego pagó 42 millones por recuperarlo. Cesc jugó tres años en el Barça. Tres años tristes. Llegó a un equipo tricampeón que se vio debilitado con su presencia, hasta bajar alarmantemente su cosecha de éxitos. Pasados los tres años, en los que nunca fue capaz de sobresalir como titular, volvió a Inglaterra y ya sin él el Barça regresó a la senda de los éxitos volviendo a obtener el triplete. Sobraba él. Es decir, que su marcha fue una liberación para el club y para los entrenadores, que tuvieron que inventarse para él el puesto de falso delantero centro porque como centrocampista no daba la talla para disputar la titularidad a Busquets, Iniesta y Xavi. Ahora parece que tiene interés en tontear con el Real Madrid. Nada haría más feliz al barcelonismo que verle vestido de blanco. Porque Cesc Fàbregas es sinónimo de fracaso. Se ha ganado a pulso el título de non grato en el Camp Nou por el nulo aprecio que ha demostrado sentir por el Barça. Con la perspectiva del tiempo ya sabemos que no valió la pena hacer el esfuerzo económico que se hizo con él. Ahora va de fracaso en fracaso mientras sus ex compañeros pelean por los títulos. Alguna responsabilidad tendrá él en ello, en los fracasos de sus equipos y en los éxitos de los equipos que se liberan de su fútbol. Cesc Fábregas ha decidido romper definitivamente los vínculos que le ligaban al Barcelona. Se ha ganado a pulso el título de non grato. Que tenga suerte y que fiche por el Real Madrid para colmar de satisfacción a la afición del Barça. Rajó de Mourinho cuando estaba en el Barça. Ahora es su ídolo. Este tipo no es de fiar.    

Deja tu Comentario