2011-09-05 17:09 FC Barcelona Por: Administrador

Cesc lava la imagen de Wenger



"Hay una imagen equivocada de él. Si no hubiera sido por él, ahora no sería jugador del Barça. Sin él, a saber dónde estaría", dice el centrocampista del Barcelona, que además desvela que, al contrario de lo que muchos piensan, fue el francés una de las figuras claves para que la operación que le trajo de vuelta al Camp Nou terminara con éxito. "Sin él, desde luego, tampoco sería jugador del Barça porque él me ayudó con los dueños del Arsenal, que no querían venderme bajo ningún concepto. Les convenció. Presionó para bajar el precio", asegura.

Cesc además reconoce que, a pesar de haberse marchado de Londres con la conciencia tranquila, le queda la espina de no haber podido hacer más para ganar una Premier League con el Arsenal: "Mi rendimiento individual está bien. A nivel de títulos me queda algo amargo. Me faltó ganar la Premier y la tuve cerca tres veces. En ese sentido, me habría gustado dejar algo más, pero no pude".



El centrocampista atendió a 'El País' y volvió a demostrar lo afortunado que se siente tras volver a vestirse de azulgrana: "¡Imagínese! Es que estoy tan contento que a veces trato de disimularlo. Me da como vergüenza", reconoció.

Fabregas tenía claro que esta temporada era la última que iba a pasar en el Arsenal y volvió a señalar la falta de títulos como uno de los grandes motivos par dejar el conjunto 'gunner'.

"Yo sabía que este último año era sí o sí. Estábamos en cuatro competiciones: la Copa de la Liga, la Copa, la Champions, la Premier, en la que éramos segundos... Al final, aflojamos y... nada. Lo que tenía claro es que o me iba al Barça o seguía en el Arsenal. Nunca pensé en irme ni por dinero ni por otra motivación que no fuera volver a casa", indicó.



Cesc justificó su marcha al Arsenal como una oportunidad en busca de nuevos caminos puesto que en su día veía muy complicado llegar al primer equipo del Barça.

"Yo no pensaba que llegaría nunca al primer equipo del Barça porque en aquella época no era como ahora. Mire el caso de Andrés Iniesta. Tenía 23 años y no fue titular en la final de París, pero hasta que salió él no empezaron a jugar... Yo pensé: Si Andrés no juega, ¿dónde estaría yo?. Era juvenil, así que estaría en el juvenil", reflexionó.

 


Deja tu Comentario