2014-06-12 20:06 FC Barcelona Por: Administrador

Cesc y Mourinho, una historia de amor-odio



Cesc Fàbregas ya es oficialmente jugador del Chelsea y lo primero que ha hecho tras darse a conocer la noticia ha sido alabar a su próximo entrenador José Mourinho: "Es un entrenador extraordinario".

Incluso Mourinho ya avanzó hace unos días que Cesc tenía ganas de irse con él: "Creo que tiene ganas de dejar el Barcelona y está muy motivado con la idea de volver a Inglaterra. Estamos interesados por ver cómo evoluciona la situación".



Sin embargo, no siempre ha sido así la relación entre ambos. El día del dedo de Mourinho a Tito Vilanova, el propio portugués pisó en la cabeza a Cesc Fàbregas mientras se encontraba en el suelo. Y Cesc no tardó en mandar callar al portugués. Y no solo ahí se ha quedado la cosa, Cesc y Mourinho ha sido siempre un juego de halagos y reproches, algo muy hipócrita.

De hecho, Cesc, junto a Piqué, ha sido uno de los pocos integrantes del vestuario blaugrana que se ha atrevido a levantar la voz para pararle los pies a Mourinho cuando éste entrenaba al Real Madrid. Cuando Mou decía que su Madrid había roto la hegemonía del Barça, Cesc le respondía: "No se ha acabado la hegemonía del Barça. Hemos ganado la Liga haciendo 100 puntos y hemos superado en 15 puntos al segundo clasificado (Real Madrid) ... "

Lo mismo ocurrió cuando Mourinho dijo que Ancelotti se había enfrentado al "peor Barça de los últimos años". Cesc le dijo públicamente: "Que se meta en sus asuntos. Mourinho debería hablar del Chelsea. No creo que deba hablar de otras cosas, no es asunto suyo. Si tenemos que estar motivados por los comentarios de Mourinho no jugamos al fútbol. Algunas personas quieren que fracasemos todo el tiempo, algunas personas han estado hablando demasiado y por unos días tendrán que callar".



También se recuerda que en la famosa tangana del Barça-Madrid en la que Mourinho le metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova, Mou aprovechó la confusión para pisar a Cesc mientras éste estaba en el suelo. Y cuando Mourinho menospreció el Mundial de clubs: "es mucho más importante ganar la Champions que esos dos partidillos que se juegan después de conquistar la Liga de Campeones". Así le respondió: "Si fueron partidillos es que nosotros jugamos muy bien esos partidos. Nosotros, a lo nuestro. A callar y a jugar al fútbol. El resto que hablen, que no nos interesa. Sabemos cómo es Mourinho. Si tiene que hablar del Barça o de Pepe, me importa muy poquito". Y cuando llegó Ancelotti al Madrid, dijo:  "Seguro que ahora el entrenador (Carlo Ancelotti) no se enfada porque un jugador del Real Madrid hable con uno del Barça, Ahora, lo que es seguro, es que nos vamos a enfrentar a otro Real Madrid. Sin duda, el anterior (con Mourinho) iba al límite".

 


Deja tu Comentario