2012-09-25 16:09 FC Barcelona Por: Administrador

Chitón a todos los entrenadores menos a Mourinho



Según explica hoy el diario Marca, el Comité Técnico de Árbitros hizo llegar a principio de temporada a la Liga de Fútbol Profesional una indicación en el sentido de que los árbitros no aceptarán protestas desde los banquillos para que la enviarán a los clubs de la Primera y Segunda División.

Así se entiende que Tito Vilanova fuera expulsado en la primera jornada por decirle al cuarto árbitro que se había producido una falta contra un jugador suyo. Luego han sufrido las iras de esta normativa Pellegrino, Pochettino, Herrera o Djukic. Mano dura de los árbitros contra los entrenadores. Pero más bien, contra la mayoría de los entrenadores, porque Jose Mourinho tiene carta blanca para quejarse, protestar y reclamar de forma airada todo lo que considera que le perjudica. Como mucho los árbitros se atreven con su ayudante, Rui Faria, o con Coentrao, que han sido recientemente expulsados del banquillo por sus protestas, pero nadie se atreve con Mourinho, que parece campar a sus anchas aprovechándose de una ley que para él es la ley de la selva. Mourinho tiene incluso permiso para esperar a los árbitros en el parking de cualquier estadio y llamarle "sinvergüenza". Nunca pasa nada con él.



Dice Marca: "En el punto V de la Circular 3 de las reglas de juego de la temporada 2012-2013, deja claro que los árbitros están autorizados para castigar disciplinariamente cualquier acción en la zona de banquillos que crean que "dañen la imagen del fútbol y la autoridad del arbitro". Por lo visto, el comportamiento de Mourinho "no daña la imagen del fútbol ni la autoridad del árbitro. ¡Qué suerte!

Deja tu Comentario