2011-04-06 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

Chygrynskiy será esta noche el centro de atención



La verdad es que no hay peor escenario que el Camp Nou, frente a casi 100.000 personas alentando a sus jugadores, y teniéndote que enfrentar a futbolistas como Messi, Iniesta o David Villa. Dmytro Chygrynskiy es consciente de que todos sus movimientos serán observados con lupa por todo el barcelonismo, y es que su llegada y su marcha del Camp Nou, son decisiones que el aficionado blaugrana todavía no entiende.

El central ucraniano llegó la pasada temporada, a petición expresa de Pep Guardiola, por 25 millones de euros procedente de la Shakhtar Donetsk, para acabar siendo traspasado este mismo verano por 15 millones de euros. Resumiendo, tener a Chygrynskiy, sólo un año en la plantilla blaugrana y encima no pudiendo jugar la Champions, le ha costado al club 10 millones de euros.

El 12 de septiembre de 2009 hizo su debut oficial con el F. C. Barcelona en la segunda jornada de la Liga contra el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez, jugando los 90 minutos y con resultado final de 0-2 para su equipo. Acabaría jugando un total de doce partidos en Liga y dos de la Copa del Rey.

Sus actuaciones dejaron mucho que desear por todos los millones que había costado, y  des del primer partido fue un futbolista que no cayó en gracia por la afición blaugrana. Una temporada después y con una directiva nueva, se decidió buscarle una salida al ucraniano. Aunque Chygrynskiy crea que los motivos de su marcha fueron deportivos, Rosell se asustó al encontrarse la caja completamente vacía, por lo que decidió traspasarlo de nuevo al Shakhtar.

"No creo que me haya ido por cuestiones económicas. Si me fui es porque cometí muchos errores en los partidos que jugué. Esa es la única razón de mi salida del Barcelona. Y si no podía jugar en el Barça, debía irme", resumió Chygrynskiy en ONA FM.

En la rueda de prensa de ayer, Guardiola saltó para declarar que está harto de las críticas y las burlas que ha recibido Chygrynskiy en todo este tiempo. Ayer incluso, recibió una réplica humorística del Balón de Oro, que era de chocolate. En su día lo había recibido Winston Bogarde o el técnico Louis Van Gaal. “Ttratamos a Chygrynskiy con mala educación y se ríen de él, en todo caso culparme a mí que lo traje", lamentó Pep sobre las burlas que nota en el ambiente.


Deja tu Comentario