2016-11-17 18:11 Real Madrid Por: Administrador

Colocan en el clásico a un árbitro dócil con el Real Madrid



Fede Peris Situaciones como la de esta imagen las veremos constantemente en el clásico que el próximo día 3 de diciembre enfrentará en el Camp Nou al FC Barcelona con el Real Madrid.  Sergio Ramos, fiel a la filosofía histórica del Real Madrid: protestando, amedrentando, amenazando y, si es preciso, insultando y agrediendo. Y el árbitro, asustado, callando. Esta imagen de Clos Gómez soportando las protestas de Sergio Ramos, tan habitual en los campos españoles, volverá a repetirse en el Camp Nou. Todo lo que pite en contra del Real Madrid y a favor del Barça será motivo de protesta... por real decreto. Las fuerzas vivas de la Caverna Mediática radical madridista han empezado ya su zafia campaña con el fin de presionar al árbitro para que pite a favor del Real Madrid. La han tomado con Clos Gómez, pero la habrían tomado igual con cualquier otro. Ese es su estilo, ganar los partidos fuera del terreno de juego, y si la cosa se pone fea, justificar posibles expulsiones con supuestas simulaciones de los jugadores del FC Barcelona., Así ha sido siempre y así seguirá siendo. El dedo en el ojo creó escuela en el Real Madrid con pancartas gigantes bendecidas por su directiva en busca de la paz y la deportividad. Liderados por Tomás Roncero, los medios madridistas arremeten contra Clos Gómez... por si acaso. Ya se sabe que los medios de Madrid hacen más ruido y no conviene tenerlos en contra si uno quiere progresar en su carrera como árbitro. Por eso, cuando el día 3 Sergio Ramos vaya a protestarle a la cara de Clos Gómez, éste callará y tragará. La historia de siempre.

El canguelo se apodera del entorno del Real Madrid

La campaña de lloriqueo cobarde de quien sufre ya el pánico escénico por la derrota, lo que se entiende por canguelo, ha empezado a desarrollarse en la capital, en donde recuerdan que el Barça no ha perdido en los 20 partidos que le ha pitado Clos Gómez (obviando que el Barça pierde poco con Clos Gómez y con quien sea) y recuerdan que le ha pitado 4 penaltis a favor y 1 en contra como si ese dato fuera extraño teniendo en cuenta que el Barça juega el 70% del tiempo de sus partidos en el terreno del contrario, que apenas pisa su área. Y llegan a la conclusión de que el árbitro es culé e intentará favorecer al Barça porque el Real Madrid, ese equipo que ha ganado una de las siete últimas ligas, ha vencido con Clos Gómez 18 partidos, ha empatado 5 y ha perdido 5. Muy en la línea del Real Madrid deprimente de los últimos años que no es capaz de conseguir un nivel de regularidad que le permita optar al título más importante que se disputa en España. Ladran y lloran, luego cabalgamos. En Madrid son así. Lloran antes de tiempo... por si acaso. Sergio Ramos, el de la foto, ya está preparado para estar a la altura de las exigencias de los periodistas de bufanda madridistas a los que no les llega la camisa al cuerpo. Se dispara el cagómetro en la capital.

Deja tu Comentario