2013-08-04 13:08 FC Barcelona Por: Administrador

Mou arremete contra el Madrid: Cristiano, Florentino y Benítez



Joan Tubau

José Mourinho ha dicho en Estados Unidos del Real Madrid que "no es sólo un club, es política" y ha calificado de no "tan mala" su última temporada al frente del equipo blanco, que acabó sin ninguno de los tres títulos importantes en juego. Ni Liga, ni Copa ni Champions League.  Mou ha dicho que "sé que el Real Madrid es un club especial. No es sólo un club. Es política. El Real Madrid no es sólo fútbol, no es sólo deporte, es muchas cosas que hay alrededor". Lo ha dicho en declaracones a ESPN, sin aclarar qué entiende él por política, dado que desde Madrid lo que se vende es que el club que está politizado es el Barça. Él sabrá a qué se referirá, pero, como siempre, prefiere hablar, tirar la piedra y esconder la mano. 



"En el segundo año, nosotros ganamos el campeonato, fuimos el mejor equipo en la historia de la Liga española, hicimos 100 puntos y marcamos 121 goles. La tercera temporada fue año de elecciones. Las elecciones en este club significan mucho y nosotros estábamos en medio de cosas que no eran normales y sólo las personas que están dentro pueden entender lo que es". Es absolutamente fantástico que Mourinho le eche la culpa del ridículo protagonizado por su equipo el pasado año, quedando a quince puntos del FC Barcelona, a las elecciones a la presidencia del Real Madrid, elecciones que se fijaron para el verano y que no llegaron a consumarse por falta de candidatos. ¡Ahora resulta que el Madrid no ganó la pasada Liga por culpa de las elecciones a la presidencia! A este tipo han estado soportándole, justificándole y dándole cobertura  en Madrid durante tres años sin querer darse por enterados de que miente más que habla.

Por eso Mou dice que la temporada pasada fue buena para el Madrid: Ni Liga, ni Copa, ni Champions. "La temporada no fue tan mala. Llegamos a la final de la Copa del Rey; por supuesto que perdimos, pero llegamos hasta la final. Alcanzamos las semifinales de la Liga de Campeones y un gol de diferencia nos apartó de jugar la final, por lo que la temporada no fue tan mala".

Luego, en la entrevista concedida a ESPN, ha ido más lejos y descubre su declaración de guerra contra Cristiano Ronaldo: "Entrené por primera vez en el año 2000. Antes de eso fui asistente en grandes clubes, con grandes entrenadores y entrené a los mejores jugadores del mundo. Entrené a Ronaldo, no a éste, al verdadero, el Ronaldo brasileño. Entrené a Rivaldo, a Figo, a Guardiola, a grandes jugadores". No dice que no les entrenó, que no era más que un intérprete. Pero explica lo que le interesa explicar para herir a Cristiano Ronaldo, un hombre al que defendió a capa y espada durante tres años, pero se sintió traicionado al final y ahora va a por él.



También hay para Florentino, al que acusa de no traerle a Gareth Bale cuando él se lo pidió: "No fue posible entonces. Parece que ahora sí, así que me alegro por ellos porque conseguirán a un jugador fantástico. Pero las cifras son enormes y el chaval tendrá la presión de demostrar que vale esa inversión. Es un jugador fácil de acoplar a la dinámica táctica. En el Madrid actual se le verá nada más que como un excelente refuerzo".

Y también ha habido contra Rafa Benítez, un técnico de pasado madridista y de nacionalidad española, lo peor para Mourinho:  “Hay otros entrenadores que jugaron las supercopas que debería jugar yo. Benítez, por ejemplo, jugó la Supercopa con el Inter que debía jugar yo. Yo dejé al Inter Campeón de Europa y Benítez jugó con el Inter el Mundial de Clubes, la Supercopa de Europa y la Supercopa de Italia”, ha dicho esto porque se apresta a jugar la Supercopa de Europa ante el Bayern valiéndose del triunfo cosechado por Rafa Benítez en la Europa League.

Incluso a miles de kilómetros el tipo este sigue resultando cansino. No cambia. Igual de pesado. Igual de nefasto. Igual de mediocre.


Deja tu Comentario