2011-05-05 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

¿Cómo ha traicionado Rosell a sus socios?



Una cosa es recaudar dinero recurriendo a fundaciones extrañas de paises lejanos y otra muy diferente obligar al socio a pagar algo por lo que ya ha pagado. Hay que remontarse a la época de Josep Lluis Núñez, cuando se produjo un importante incremento en la cuota de los abonos que quedó justificado con el hecho de que a partir de entonces en la cuota  entrarían todos los partidos que jugara el Barça en casa, algo que no sucedía hasta entonces porque el socio abonado debía rascarse el bolsillo para presenciar en su asiento los partidos internacionales.

Ahora Sandro Rosell, que se presentó en las elecciones como el candidato de la gradería vendiéndose a sí mismo como el presidente-socio, ha traicionado a sus consocios, a los abonados del club, haciéndoles pasar por taquilla para presenciar el partido de la Supercopa en agosto, que este año volverá a enfrentar al Barcelona con el Real Madrid. Es de esperar que, como en otras decisiones anunciadas de forma precipitada, la junta recapacite y se eche para atrás. El club no es su cortijo privado, por tanto no pueden hacer y deshacer a su antojo perjudicando los intereses de los socios abonados. Es cierto que la situación económica del club es delicada. Tan cierto como que son muchos los socios que tienen que hacer sacrificios extraordinarios para poder pagar la anualidad con el fin de ver al equipo de sus amores.

Rosell debe entender que ver al Barça es demasiado barato y se ha propuesto acabar con tamaña injusticia. Si Rosell y su junta no tienen otra medida imaginativa que quitarle al socio lo que es suyo para acceder a un puñado de euros, habrá que convenir que el Barça está en manos muy peligrosas.

Rectificar es de sabios. Hay tiempo para confiar en la sabiduría de una junta que ya empieza a generar desconfianza.




Deja tu Comentario