2012-11-15 08:11 FC Barcelona Por: Administrador

Competición trata a Navarro como a un Pepe cualquiera



El entorno mediático afín al Real Madrid llora por la benevolencia del Comité de Competición con David Navarro, para quien más de uno habría pedido cadena perpetua. El llanto se agrava por la impotencia que supone que un personaje reincidente como David Navarro quede impune de lo que se quiere entender fue una agresión a Cristiano Ronaldo.

Se repite la historia del "reincidente" Pepe cuando pisoteó a Leo Messi sin balón. Entonces los mismos que ahora reclaman un castigo ejemplar abogaban por sobreseer el caso, ya que el árbitro no lo había reflejado en el acta. También en aquel caso el Comité de Competición se lavó las manos de la manera más natural del mundo. Sorprende que ahora el aparato de propaganda madridista ponga el grito en el cielo por el pasotismo del comité. Un pasotismo que se prolonga a los árbitros cuando se trata de juzgar lo que sucede en los banquillos. Mourinho puede protestar y quejarse cuanto le venga en gana mientras que los demás son expulsados en cuanto abren la boca. El ejemplo de la expulsión de Tito Vilanova es más que sangrante.



Tampoco entra a valorar el Comité de Competición los incidentes que se produjeron en los vestuarios al final del partido. Da la sensación de que no quieren entrar a fondo para evitarle sanciones a un Real Madrid, que podría salir trasquilado y que no puede perder efectivos en su lucha por evitar que la Liga se convierta en un tostón dominada de forma absoluta y aburrida por el FC Barcelona.

 


Deja tu Comentario