2012-04-18 13:04 Real Madrid Por: Administrador

Confianza plena en la remontada blanca



La plantilla blanca tiene claro el importante papel que jugará en la eliminatoria el gol de Özil en el Allianz Arena de este pasado miércoles. El tanto del mediapunta germano a sus compatriotas puede valer el pase a la final, y es que el paralelismo entre la eliminatoria de esta campaña y la del curso 2001/2002 invita al optimismo.

En aquel año Madrid y Bayern de Múnich se cruzaban en los cuartos de final. En el duelo de ida, celebrado en el Olímpico, Geremi adelantó a los madridistas, pero los alemanes dieron la vuelta con goles de Effenberg y Pizarro. El tanto del camerunés dio alas a los blancos para la vuelta, donde el ambiente ardía tras las declaraciones de varios jugadores del equipo muniqués que caldearon bien a la afición blanca.



El estadio presentaba su mejor imagen. Lleno hasta a la bandera y un rugido ensordecedor. El Madrid salió a morder, y los goles de Helguera y Guti brindaron el pase a los madridistas a las semifinales, donde eliminaron al Fútbol Club Barcelona antes de colarse en la final de Glasgow que ganaron a otro conjunto alemán, el Bayer Leverkusen, consiguiendo así su novena Copa de Europa.

Ahora, la historia se repite. El mismo resultado que se consiguió en la ida de aquellos cuartos de final y ante el mismo rival. Dato para el optimismo y para pensar que el Madrid puede plantarse en la final del Allianz Arena. Además, hay otros tres de cinco precedentes donde se levantaron resultados como el de este martes: El Feyenoord en la 65-66 (5-0 en el Bernabéu), el Arges Pitesi en la 72-73 (3-1) y el Oporto en la 79-80 (1-0).


Deja tu Comentario