2013-02-08 11:02 Real Madrid Por: Administrador

Confirmado: Hay veto a los madridistas en la Selección



La ausencia de Iker Casillas, Raúl Albiol y Xabi Alonso en esta última convocatoria con España dejó sólos en el grupo de internacionales a Sergio Ramos y Arbeloa, que, según el rotativo, se han visto más aislados que de costumbre con respecto a una amplia mayoría de jugadores del Barcelona, que pasaron "premeditadamente" de los dos madridistas.

Especialmente de Arbeloa, de quien, según cuentan, se desmarcan los azulgrana por su actitud sobre el césped con Leo Messi en el último Clásico. Lo que deberían cuestionarse los internacionales españoles de la Roja es si lo que hizo su idolatrado compañero en el párking del Bernabéu y lo que le dijo a Aitor Karanka se corresponde con los valores y el 'seny' del que tanto presume su club, y si, encima de ser un feo gesto por parte de un futbolista cada vez más aficionado a liarla en el coliseo blanco, merece que se le haga el vacío a un hombre como Arbeloa.



A Messi se le trató como a cualquier otro jugador en el Bernabéu. Si se le intenta frenar con faltas se hace porque eso forma parte del juego. Otra cosa es que a los jugadores blaugranas se les haya metido en la cabeza que no se les puede ni soplar. Y lo más lamentable todavía es que eso sirva de excusa para criticar y "pasar" de los demás, creyéndose en posesión de la verdad absoluta. Y perjudicando gravemente los intereses de la Selección española, del equipo de todos.

Equipo que poco importa a algunos, a tenor de lo visto. Tal y como destaca 'El Confidencial', Ramos y Puyol intentaron normalizar una situación que ya de por sí debería ser normal, teniendo en cuenta que Messi ni siquiera es componente de la Selección española. Lo que suceda en el campo con él, ahí debería quedarse. Pero no, a Leo no se le puede enfadar.

El resultado de toda la historia es que en pocas semanas, España se juega su clasificación para el Mundial de Brasil en Francia y que lo hará con una serie de "caciques" culés en el vestuario de la que creen es "su" Selección, que generarán mal ambiente porque no quieren hablarse con los madridistas. Y habrá que afrontar el partido sin Casillas ni Xavi, los únicos que han intentado poner paz en este tema en todos estos años. Y, para colmo, todo ello pasa porque hay un jugador, que ni siquiera es español, que a los internacionales culés les tiene comida la cabeza. Qué casualidad que, en la concentración de esta semana por Doha, el único azulgrana que pasó tiempo con Ramos y Arbeloa fue Villa. El "apestado" por Messi en el vestuario culé.  




Deja tu Comentario