2012-01-15 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

Confirmado: los árbitros le buscan las cosquillas al Barça (4-2)



El partido se había puesto 2-2 y el Barcelona tenía problemas para manejarse con su fútbol habitual. El equipo de Guardiola parecía groggy cuando Iniesta recibió un pisotón de libro dentro del área. Iglesias Villanueva no sólo se hizo el loco sino que no ha tenido inconveniente en perseguir al Barça mostrándole la tarjeta amarilla a Iniesta, es de suponer que por dejarse pisar, porque todo el Camp Nou menos él vio con claridad meridiana el pisotón. Pero da la sensación de que, tratándose del Barça, la palabra penalty es tabú para los árbitros. Eso sí, con el partido ya resuelto por un "alexazo" magistral, entonces sí se atrevió Iglesias Villanueva a señalar un peantly que ofrecía muchas más dudas. Quedó claro que el colegiado no tenía la conciencia tranquila.

Es lo que hay, el Barça fue frenado por el árbitro en Cornellá, el Madrid recibió ayer un empujoncito del árbitro en Mallorca y hoy Iglesias Villanueva parecía haber saltado al Camp Nou dispuesto a finiquitar la liga de una vez por todas. Pero no, Villanueva y todos los madridistas como Villanueva que le desean un feliz año al Real Madrid deberán esperar. A lo mejor no hará falta esperar mucho y en la próxima jornada se produce la estocada definitiva. Tal y como se están presentando los precedentes,. no sería de extrañar.



Pero el Barça no se rendirá. Si tiene que jugar contra doce lo hará. Ya está acostumbrado a que a "otros equipos" les piten penaltis hasta cuando se produce una falta fuera del área. El Barça tiene otra vara de medir, necesita que le hagan diez penaltis para que piten uno. Esa es la proporción, pero aún así, ahí está, dando guerra.

El partido pareció resuelto a los 15 minutos, cuando el Barça ya ganaba por 2-0 gracias a dos tantos de Xavi y Messi. Pero hubo relajación, autocomplacencia y el Betis se vino arriba, avisó varias veces hasta que entró el primero. Y siguió avisando hasta que empató. Fue entonces, mediada la segunda parte, cuando el Barça se puso las pilas, ya con Alves en el campo jugando como extremo-extremo. Fue entonces, con el 2-2 cuando Iglesias Villanueva hizo de las suyas persiguiendo a Iniesta por ser objeto de penalty (¿cómo se subsana esta injusticia?). Llegó el zambombazo providencial de Alexis, la expulsión de Mario por doble amonestación y el penalty, ya con todo decidido -entonces sí-, que fusiló Messi y que dejó las cosas claras. 4-2, Víctor Valdés recibió los dos primeros goles de la temporada en el Camp Nou en liga y Messi se pone a dos tantos de Cristiano Ronaldo en la lucha por el pichichi.


Deja tu Comentario