2016-02-19 15:02 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

Cosas de Cristiano Ronaldo ¿Se puede ser más chulo?



Sucedió al término del partido que enfrentó al Real Madrid con la Roma en el Estadio Olímpico del pasado miércoles. Mientras se dirigía al autocar un periodista quiso sonsacarle unas palabras a Cristiano Ronaldo y él aprovechó para sacar pecho, como un pavo real, su norma de comportamiento habitual en la vida. Presumir, presumir y presumir. Presumir hasta de lo que no puede presumir porque el espejito mágico siempre le dice que hay otro más guapo que él. Tan amigos que son los medios de Madrid de encontrarle pegas a cualquier virtuosismo del Barça, que para ellos es siempre provocación y falta de respeto, a Cristiano Ronaldo le pasan por alto dejar plantada a la prensa internacional y dejando a un periodista italiano con la palabra en la boca porque le han formulado una pregunta que no está en la línea del masajeo empalagoso al que le ha acostumbrado la prensa más palmera de Madrid. Eso fue antes del partido. Después le preguntó otro periodista por cómo puede lograrse un gol de tan bella factura como el que consiguió él en Roma. Respuesta: "Normal cuando se tiene calidad..." ¿Se puede adoptar una actitud más fantasmal? Cristiano Ronaldo necesita autoafirmarse a sí mismo en público, necesita recordar al mundo que él es muy bueno. Quizá porque es víctima de algún complejo que le indica que si no lo dice él, nadie lo va a expresar por él. Y cae en la arrogancia, en la chulería y en la prepotencia una vez más. Como cuando dijo aquello de que "me tienen ennvidia porque soy muy bueno, guapo y rico". ¡Tremendo! Cristiano Ronaldo debería mirarse en el espejo de Leo Messi, que ha ganado cinco Balones de Oro y el reconocimiento mundial como el mejor futbolista de la historia sin necesidad de decirse a sí mismo que es buenísimo. Para eso están los demás. Y Messi no necesita de palmeros ni de profesionales de la ovación a su lado para saber que no hay otro como él. Lo otro es puro complejo alentado por ese entorno que se ha encargado de hacerle creer a Cristiano Ronaldo que necesita ganar muy poquito, casi nada, para ser el mejor.  Siete años y una Liga. Como diría Schuster, no hace falta decir nada más.

Deja tu Comentario