2011-11-14 15:11 FC Barcelona Por: Administrador

CR7 aún no ha entendido por qué cae mal a todo el mundo



Para explicarlo tan sólo tenemos que remontarnos cinco días atrás. Porque CR7 ha sabido concentrar en tan sólo cinco días lo peor de su patético carácter. Eso sí que es un récord para el portugués y no los goles ni los hat tricks.

Parecía que no iba a ser así cuando aterrizó en Bosnia y los aficionados le gritaron el nombre de su gran rival en los terrenos de juego. "Messi, Messi, Messi" le estuvieron cantando a su llegada al aeropuerto local pero el portugués no se inmutó. Cabe recordar en este caso que la última vez que ocurrió algo parecido la iora traicionó al luso y llamó "anormales" a los que le intentaban provocar. Y es que hacer reaccionar al portugués es terriblemente fácil.



Pero las apariencias engañan y unas horas después de aterrizar volivó a aparecer el CR7 de verdad, el que estamos acostumbrados a ver en el terreno de juego. El que tiene el dedo muy suelto. Tanto, que se le levanta a la primera de cambio, como mostró en la sesión de entrenamiento de su selección, durante la cual hizo una "peineta" a los aficionados rivales.

No fue todo. “No vale la pena hablar de eso. Ya estoy acostumbrado. Hablan del gesto, pero no hablan de los cinco lásers que me apuntaban a la cara. Sólo hablan del gesto para hablar mal de mí, pero el resto parece que no interesa”, declaró posteriormente. Vamos, como en el patio del colegio, cuando algún compañero iba acusando a los demás. "Él ha empezado", se quejaba siempre el más repelente de la clase.

Más. Al acabar el encuentro y su selección, con él a la cabeza, había hecho el ridículo, no reconoció los errores personales, los que realmente llevaron a Portugal a la repesca. Al contrario: “Este partido se disputó en un huerto. No había ninguna hierba. Ya sabíamos que nos íbamos a encontrar con un campo difícil, pero tuvimos cuatro oportunidades y ellos apenas una, ya al final del encuentro”, se quejó al final del partido.



El próximo martes juega de nuevo Portugal en el Estadio Da Luz de Lisboa, donde se decidirá el pase a la Eurocopa. El ser o no ser en Polonia y Ucrania. Si no consigue la clasificación seremos de nuevo testigos de los lloros del portugués. De su imagen más patética e infantil. Algo que en el fútbol, en el de verdad, no gusta un pelo. ¿A quién echará la culpa CR7 si su selección no gana? Porque visto lo visto, o el mérito de lo que ocurre en un terreno de juego es suyo, o no es de nadie. ¿Aún te preguntas por qué caes mal?

 


Deja tu Comentario