2011-10-18 14:10 FC Barcelona Por: Administrador

CR7 reincidente en la chulería



Su prepotencia está empezando a cansar hasta en su propia casa. El Bernabéu le recriminó un pase de tacón ante el Betis con 0-0 en el marcador y su rabona con el partido decidido fue un gesto de chulería que crispó los ánimos y que le recriminaron los jugadores del Betis con toda la razón del mundo.

Además, CR demostró que su relación con el resto del vestuario es bastante mala. Tras dar el pase del 1-0 para Higuaín, el portugués no quiso celebrar el tanto de su compañero, con el que dicen las malas lenguas que no se lleva demasiado bien. En vez de abrazar a su compañero, se acercó al córner y se dio el mérito del gol él solito.



Son los últimos gestos de una historia que parece no tener final. Cristiano sigue escribiendo partido tras partido una larga lista de enemigos que va haciendo y de feos gestos que nunca le harán estar a la altura de Leo Messi.


Deja tu Comentario