2012-01-15 19:01 FC Barcelona Por: Administrador

CR7 sigue sin levantar cabeza desde el clásico de Liga



Y en especial Ronaldo. Un jugador lejos de lo que se supone que debe ser alguien que ha costado 96 millones de euros. Pero eso no es lo peor y es que desde aquel partido, su bagaje es lamentable. Un hat-trick ante el Sevilla y el quinto gol ante el Granada son los números del que dicen que aspira a ser el mejor jugador del mundo. el resto actuaciones que es mejor ni recordarlas.

Y es que en este 2012 CR7 se está luciendo. Su participación en la Copa del Rey no merece ni calificativos y sólo le faltó no celebrar el gol ante el Granada. Falta de respeto a sus compañeros (que le ayudaron a marcar el gol), al rival (que merece más reconocimiento) y a su afición (que es la que paga por verle). Vaya, a lo que nos tiene acostumbrados. Ayer tampoco fue su noche. Apareció en una sola ocasión en la que pecó de egoísmo enviando un balón lejano al palo y errando una nueva ocasión de su equipo. Tampoco estuvo acertado en las faltas, algunas de las cuales ha dejado de chutar debido a algún que otro toque de atención desde el club y desde su entorno.



Para colmo ahora se volverá a ver las caras con el equipo que le tiene la moral comida desde el primer día en el que se enfrento a él, allá por 2008 y vistiendo la camiseta del Manchester. ¿Alguien ha olvidado que falló un penalti a los cuatro minutos de empezar a disputar la eliminatoria en el Camp Nou? El resto de enfrentamientos al Barça se cuenta por fracasos. Ni en Liga, ni en Champions. Al menos en la Copa logró un gol cuando ya a nadie le interesaba el título, algo de lo que él es consciente. Tan consciente que sabe que la afición le reclama que despierte cuando se enfrente al Barça, equipo al que sólo ha logrado marcar un gol y de penalti.

Este año la Copa se presenta diferente, a doble partido, y llega en tres días. Si hasta ahora, con toda la presión, no ha logrado nada contra el Barça, veremos que es capaz de hacer en la próxima eliminatoria, con todas las críticas y dudas que ha generado a su alrededor. Además, él sabe que es necesita hacer algo más que ganar una Copa para ganarse el crédito de una afición que empieza a estar cansada de su "estrellita" y que ve que acabará estrellada, como tantas otras en el Real Madrid. La moral de CR7 puede acabar hundida del todo. Que tiemble Cristiano y que tiemble el Madrid.


Deja tu Comentario